Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

¿donde está Dios?

¿donde está Dios?: vida cristiana sociedad salmo contemporaneo disfrutar la vida consejos cristianos ayuda espiritual ¿Dónde está Dios?

Muchas veces he creído que Dios no puede alcanzarme, he hecho mi vida a mi antojo, total él no hará nada ni bueno, ni malo.

Otras veces, he llorado, he clamado como si Dios no supiera lo que me pasa, como si todo lo que hago o digo fuera ajeno a él. El allá arriba y yo acá… sufriendo abajo.

El pecado, la culpa que he sentido, que he tenido han hecho una distancia entre Dios y yo, pero esto no significa que Dios no lo sepa todo, él piensa en mí!

Y otras veces me sentí tan perdida que dije: “donde estás Dios!, ¿Cómo te encuentro?” la pregunta correcta sería: como puedo perderte???”

Creo que este salmo resume mil preguntas y cuestionamientos que lleguemos a tener de Dios.

 

Salmos
139:1 Oh Jehová, tú me has examinado y conocido.
139:2 Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos.
139:3 Has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos.
139:4 Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.
139:5 Detrás y delante me rodeaste, Y sobre mí pusiste tu mano.
139:6 Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; Alto es, no lo puedo comprender.
139:7 ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia?
139:8 Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.
139:9 Si tomare las alas del alba Y habitare en el extremo del mar,
139:10 Aun allí me guiará tu mano, Y me asirá tu diestra.

 

Aquí encontramos la imagen de un Dios que no está ajeno de nosotros, que lo sabe todo.

Hay gente a la que he escuchado decir: “si Dios sabe todo, para que voy a pedirle? Para que orar? El sabe lo que necesito, pues que me lo dé!”

Yo diría que eso no es fé, es arrogancia, es ignorancia, es no querer conocer a Dios.

Dios nos conoce tan intimamente, tan personalmente como una madre conoce a su hijo.

Yo sé por que mi hija llora, yo sé donde está, yo conozco a que hora se levanta y se duerme, y no puedo dejar de vigilar, de cuidar que hace, yo no quiero que se lastime, yo no quiero que sufra…

Así tampoco Dios no puede sacarnos los ojos de encima.

¿Cómo quieres tener un encuentro con Dios?

Dios no se ha ido a ninguna parte… puede haber echo silencio…

Imposible perder a Dios, pero es posible perdernos a nosotros mismos, perder el sentido, perder la vida en cualquier cosa que no sea Dios.

Así como la tierra gira alrededor del sol, así debe girar nuestra vida en torno a Dios, habrá “noches” por causa de eso, pero también habrá amaneceres y mediodias para todos.

Piensa en Dios, pon tu corazón en él, pues él ha puesto su corazón Su Espíritu Santo y a Su Hijo por ti.

¿que estás esperando?

Dios quiere bendecirte desde hoy.



Ultimos comentarios
  1. gonzalo duque
  2. jorge
  3. wi- naty
  4. leticia bolaños
  5. gonzalo duque
  6. CYNTHIA
  7. leticia bolaños
  8. Luis Hernandez
  9. Joaquin Gorreta

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 
Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS:

×