Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

¿siguiendo la corriente?

cascada2Sobre la Roca

El día era hermoso, el agua del río corría refrescante en un día de verano en las montañas donde estábamos Mi familia y yo.- mis hermanos y yo fuimos a nadar mientras mis padres preparaban el almuerzo campestre…

Yo tendría unos 12 años, mi hermana Analía (10), y mi hermanito Matías (5), el arroyo donde nos metimos no era profundo para mí, mis hermanitos se defendían muy bien nadando y allí estaban ellos chapoteando…  un poco más allá, el agua corría más rápido y caía en cascada entre dos grandes rocas… sobre una de esas rocas yo tomaba sol, Como cualquier chica adolescente, … cuando de repente escuché a mi hermana gritar desde el agua: ¡ayuda, ayuda!!!… era mi hermanito que se ahogaba… se lo estaba llevando la corriente río abajo y caería en la casacada.

Mi hermana no podía hacer nada desde el lugar donde estaba, mi hermanito batía las manos buscando auxilio, hasta que llegó entre medio de las dos rocas y logró sostenerse de mi mano extendida.

Creo que utilicé mucha fuerza para poder levantarlo desde donde estaba y con la corriente en contra, pero finalmente lo saqué del agua.

Ésta experiencia la atesoré en mi corazón, quizás por el susto!

¿Qué hubiera pasado si yo no estaba sobre la roca?

Hubiera sido fatal para mi hermano, y hubiera sido quebrantada mi familia.

La misma experiencia pasa, cuando vemos a nuestros hermanos en la fé ahogarse en sus problemas o cuando la corriente de este mundo los lleva a desgracia; si no hay alguien sobre la Roca, ¿Cómo podrán salvarse? ¿cuántos hogares son destruídos porque no hay uno sobre la Roca para salvar a otros?

Mateo 7:24 y 25

“Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa SOBRE LA ROCA.

Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada SOBRE LA ROCA”.

Esta ROCA  de la que habla la Biblia es Jesucristo, cualquiera que hace caso a lo que dice la palabra es un hombre prudente que está bien firme.

En el agua es difícil salvar a otro, pueden ahogase dos personas tratando de salvarse estando en la misma condición, como mis dos hermanos.

Se necesita gente que crea en la palabra de Dios, y aplique los principios y las enseñanzas del Señor, porque ésta gente es comparada a los que están sobre Jesucristo.- Sus enseñanzas son seguras, su Fé es segura, y el futuro es seguro… Pero si estás un poco en tierra y otro poco en el agua, todo lo que te pasará será marearte y ver desde el mismo nivel de problemas a tus hermanos que se los lleva la corriente y se ahogan en sus problemas al igual que tú. 

Sal del mundo!, deja de querer ser igual a los que quieren ser audaces y hacer de la iglesia una corriente de moda, tendencias y cosas raras.

Dios demanda santidad, Dios pide que te congregues y purifiques tu mente de tanta basura, si vas a ser siervo/a del Señor, sé celoso y arrepiéntete y Dios también te pondrá sobre la Roca fuerte.

Isaias 52:11 al 13 “Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová.
Porque no saldréis apresurados, ni iréis huyendo; porque Jehová irá delante de vosotros, y os congregará el Dios de Israel.
He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto.”

Súbete a la Roca, porque sobre Jesucristo estás seguro de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los principados, ni lo presente ni lo porvenir, ni ninguna otra cosa creada, te podrá separar del amor en Cristo Jesús.

Bendiciones.



Ultimos comentarios
  1. nancy
  2. gabriel garcia escamilla
  3. Isabel Ojeda
  4. claudio
  5. claudio
  6. LUCY

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + diecisiete =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: