Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Ayuda para atribulados!

untitledLa vacunación, una leve tribulación

Me duele mucho tener que llevar a mis pequeños hijitos a vacunar!… de solo pensar en lo que ellos sufren viendo a otros niños que entran a vacunarse primero, los gritos … el llanto… y esa jeringa tan cruel!!!… luego de que salen de enfermería todos llorando y  nos toca el turno… asustados de tener que pasar por lo mismo! ay Diosssssssss…!

Como padres, queremos defender a nuestros hijos hasta de las picaduras de un mosquito, pero también debemos ser sabios y aportar defensas al organismo de nuestros hijos y… vacunarlos?

Que controversia… sentimientos encontrados!.. por una parte, debo hacer pasar a mis hijos por esta fea experiencia  de la vacunación y pensar que lo que les hace llorar, crea en el cuerpo las defensas necesarias para toda su vida.

Aplicado a nuestra vida en problemas Dios dice…

 “Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria” (2 corintios 4:17)

A veces miramos como sufren otros y no queremos pasar lo mismo ni sufrir jamás!, pero si estas pasando por alguna “leve tribulación momentánea” es porque Dios permite.

en este momento solo sabes llorar… pero te animo a que puedas ver tus problemas como llantos de niño vacunado, que pasa en un momento y produce inmunidad a futuros conflictos que puedan venir.

En mi caso, como muchos de uds ya saben, mi tribulación momentánea duró 6 años, pero produjo dentro de mi lo que hoy soy, y por eso es que puedo ayudarte… y asi tu harás sucesivamente con otros, porque ese es el propósito de Dios.

1 tesalonisenses 5:11 “Por lo cual, animaos UNOS A OTROS, y edificaos UNOS A OTROS, así como lo hacéis”.

Las “tribulaciones momentáneas” de Dios pueden ser crueles a nuestro parecer, recordemos que Dios como Padre tuvo que hacer pasar a Jesucristo su único hijo por la cruz, haciendo en él un Dios fuerte e invencible contra toda clase de enfermedades, demonios y oscuridades  por medio de El es que hoy nosotros somos una generación sana, santa y libre en Verdad!.

El apostol Pablo describió muy bien el “suero” que usó Dios al entregar a la muerte a Jesucristo:

 2 Corintios 4:1 “Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos.
4:2 Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios.

4:8 que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados;
4:9 perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;
4:10 llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos”.

Las dificultades que estas pasando ahora, no son comparables a lo que Jesús pasó.

Ánimo entonces que somos mas que vencedores por medio de Aquel que nos amó!

Bendiciones a todos los hijos de Dios y a sufrir con gusto la vacunación! Jejejeee..



Ultimos comentarios
  1. reinaldo
  2. pablo enriquez
  3. elizabeth
  4. pablo enriquez
  5. x
  6. amparo
  7. claudio
  8. Angelica

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve + 11 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: