Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

buscar al culpable!

¿Quien tiene la culpa?

Hace algunos artículos atrás hablamos de lo feo que es sentirse culpable.

Esta vez hablaremos de “buscar culpables”.

Juan 9: 1al 12 Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento.

Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?

Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él.

Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.

Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo.

Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo.

Entonces los vecinos, y los que antes le habían visto que era ciego, decían: ¿No es éste el que se sentaba y mendigaba?

Unos decían: El es; y otros: A él se parece. El decía: Yo soy.

Y le dijeron: ¿Cómo te fueron abiertos los ojos?

Respondió él y dijo: Aquel hombre que se llama Jesús hizo lodo, me untó los ojos, y me dijo: Ve al Siloé, y lávate; y fui, y me lavé, y recibí la vista.

Entonces le dijeron: ¿Dónde está él? El dijo: No sé.”

 

En esta historia, los discípulos le preguntan a Jesús, ¿Quién tiene la culpa de que éste haya nacido ciego? ¿quien pecó. Él o sus padres..?

Todas las personas nos hacemos el mismo interrogante cuando nos sucede algo malo:

“¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena?”(o cosas buenas a la gente mala!)

Buscamos explicaciones a lo inexplicable, preguntamos a Dios y Dios nos responde, pero parecen tan tontas las respuestas bíblicas que decimos: ¡ahhh… sí claro…!”. no creemos.

“Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

Sus pensamientos no son nuestros pensamientos y sus caminos no son como los nuestros”. (1 corintios 1:25)

Por eso hay que conocer, leer y estudiar la palabra de Dios, para que comprendamos como Dios piensa, y que es lo que Dios hace.

Hay cosas que sólo Dios sabe porqué suceden sin que alcance a entender el hombre lo que pasa por el corazón de Dios… Mientras tanto, buscamos a quien tenga la culpa!

La respuesta de Jesús los deja a todos boquiabiertos, no es que pecó él o sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él.”

Wow!!!.. cuando todo el mundo busca explicaciones, Dios busca manifestaciones.

Cuando nosotros buscamos culpables, Dios busca expresarse.

Cuando todo el mundo busca talentos y capacidades  … Dios busca a un discapacitado sin otro talento que el de pedir limosna, para mostrar que El puede hacer grandes cosas.

 Si ud. Se encuentra en una situación donde anda en busca de quien echarle la culpa de lo que le esté pasando… recuerde:

Dios quiere manifestarse a través de esto para mostrarle a ud. Que las cosas “aparentemente malas”, es para que ud. Sepa que clase de Dios es El!

En vez de buscar al culpable, busque la oportunidad de ser de bendición, no sólo agradará a Dios.. también tendrá Su favor.

Bendiciones!



Ultimos comentarios
  1. Carmen Rosa
  2. Carolina
  3. mariposa

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 + 6 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: