¿Cómo edificar una casa?

« »

¿Cómo edificar una casa?: sociedad crisis y dios consejos cristianos ayuda espiritual El sueño que la casa propia

Mucho le pido al Señor que nos dé una casa propia, ya que en donde vivimos alquilamos, y muchas veces no alcanzamos a pagar con el dinero que entra cada mes.

Pidiendo por mi casa propia, Dios me habló de la importancia de edificar mi “casa propia”… mi corazón, mis hijos y el amor a mi esposo… todas las áreas juntas deben ser edificadas junto con un plan básico que Dios ha puesto para que empecemos por los cimientos.

 Mateo 7:24 “Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.

25. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.

26. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;

27. y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina”.

Hoy en día vemos cuánta gente sufre de rupturas matrimoniales, separación, engaños, hijos rebeldes por una sólo causa: nadie sabe cómo edificar su casa… y la clave de tener un hogar bien fundamentado es HACER LO QUE DIOS DICE EN SU PALABRA.

Aquí Mateo habla de edificar el hogar y empieza diciendo que el que presta atención a la palabra de Dios y hace lo que El manda, es un hombre prudente que se dedica a leer la Biblia a estudiarla y poner en práctica los principios de Dios y por eso cuando vienen las “tormentas” de la vida, las luchas… está tan bien fundamentada que esa casa no cae.

Esas luchas diarias, esas pruebas que sobrevienen a una familia, esas “tormentas”… las pasamos todos, nadie está excento de decir: a mí nunca me vá a pasar.. todo el mundo tiene aflicciones, pero lo que hace que estemos firmes es el fundamento que le pusimos a nuestro hogar.

El amor entre los esposos, el buen cuidado de los hijos, la prudencia económica y espiritual suman un todo en el hogar y así vamos construyendo con ayuda de Dios esa casa-hogar que todos necesitamos.

La casa sobre la arena:

Hace unos días leí hace un artículo de una niña de 15 años que fue violada en su casa, mientras su mamá viajaba por cuestiones laborales.

Mucha gente sirve al dinero en lugar de que el dinero nos sirva a nosotros y muchos de los males que padecemos es por amor al dinero.

1 Timoteo 6:9 y 10 “Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.”

Hay padres que sólo saben trabajar y trabajar y no tienen idea que es lo que hacen sus hijos.

“traspasados”, me llama la atención esta palabra, como un cuchillo en la carne traspasa, así también los que buscan solo $$$$…. tienen por consecuencia muchos dolores, mas dolores que los que no tienen tanto dinero!

Otra de las cosas que hace que un hogar sea inestable es la necedad.

Proverbios 14:1 “La mujer sabia edifica su casa; Mas la necia con sus manos la derriba”.

La mujer sabia es la que atiende a Dios y le obedece, esta clase de mujer es la que vale la pena cuidar, porque edifica el hogar según Dios y ¿Quién mas sabio que Dios?

Pobre de aquellos que dicen: “lo que como me lo gano con trabajo”, y sí!, es cierto pero si no tienes la confianza puesta en Dios tu trabajo puede desaparecer mañana y donde vas a ir a llorar???

La gente que confía en sus propias manos es la que termina derribando la casa. Confía en Dios! El es tu proveedor… y si hoy tienes trabajo, tienes salud, tienes buenos hijos, RECONOCE QUIEN TE DIO TODO ESO!

Edifica tu casa, empezando por el amor a Dios, y pon por obra lo que dice su palabra y tendrás paz en medio de cualquier adversidad.

Dios les bendiga!

Más artículos interesantes:

SocialTwist Tell-a-Friend

« »

Comentarios

[…] artículo completo en su fuente original: Ayuda – Espiritual .com ¿Por qué está publicado mi contenido en este sitio? Otros artículos […]

Dios les bendiga muchas gracias por las bendiones que nuestro Dios nos manda por medio de su persona, que el señor me la prospere en todo, como prospera su alma. Saludos y bendiciones

Esta enseÑansa me trae al recuerdo sin ser tan mayor que conocí por mi padre, tiempos en que para adquirir una deuda bancaria grande, bastaba con firmar un documento simple como un PagarÉ y la palabra de la persona de que cumpliría con sus pagos, en la gran mayoría de los casos las personas honrraban su compromiso, porque estaba de por medio su palabra que era su prestigio y dignidad. Los bancos por su lado cuidaban celosamente el dinero de sus clientes al punto de tener fondos propios en demasía para poder responder inmediatamente a todos sus clientes en caso de requerirlo, porque estaba de por medio la palabra y por ende el buen prestigio del dueÑo del banco.

Pero en menos de 40 aÑos todo esto a cambiado, las deudas impagas es lo mas común a casi nadie le importa quedar bien con su palabra empeÑada a pesar de que hoy adquirir una deuda mayor implica hipotecar sus bienes, por otro lado el prestigio de los accionístas de los bancos están por los suelos y su palabra no vale nada, llegando al punto de estafar a sus clientes publicando balances fraudulentos para engaÑarlos de que todo está bien para que sigan depositando sus dineros y todo esto en complicidad de las autoridades monetarias llamadas a velar por los intereses de los depositarios.

Toda esta degradación moral de la sociedad en que estamos imersos ahora, empesó por la falta de Dios en el corazón de las personas y por no saber cumplir con su palabra.

Un abrazo y que Dios los bendiga, sigan con sus hermosas enseÑansas que tanta falta hacen en estos tiempos que vivimos.

Es cierto se puede tolerar cualquier cosa de las personas pero el incumplimiento fastidia, la falta de veracidad, hace que una persona a la corta o a la larga pierda confianza ante los demás. Dios quiere que de nuestros labios salgan promesas,

gracias por sus sinceras palabras por que es muy doloroso cuando se acaban las fuerzas y no poder cumplir a dios e preferido morir pero dios siempre aparese a tiempo el que nos conoce y nos ama con un amor incondicional que hermoso es el , deseo esta vez cumplir y no aprovecharme de su misericordia bendiciones chaooooo.

Deja un comentario

(requerido)

(requerido)