Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

El engaño de las Riquezas parte 1

Cuantas veces hemos escuchado estos vs?

No hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla  y el orín corrompen, sino haced tesoros en los cielos

Mateo 6:19

Donde este vuestro tesoro estará vuestro corazón…Lc 12:34

 Las escrituras son claras cuando nos advierte a no dejarnos engañar por las Riquezas de este mundo, Jesús le reconvino al Joven rico vender todo lo que tenia y dárselo a los pobres y seguirle, y se fue triste porque tenia muchas riquezas.

En artículos anteriores hablamos de riquezas que no eran específicamente dinero, sino que

podría ser un novio, una droga, cigarrillos, alcohol, juego, compu, celu, tele…pero hoy me quería enfocar en las riquezas materiales. Oro, plata, dinero.

Les pido que lean Uds. completo esto que sigue en sus biblias.

 Deuteronomio 8:11-14. Dice al principio…cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios…no suceda que  comas y te sacies, y tus vacas y tus ovejas te aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen…(o sea, que seas prosperes) y se ENORGULLEZCA TU CORAZON Y TE OLVIDES DE JEHOVA TU DIOS.

 El engaño de las riquezas  y  de hacernos ricos, afanándonos por obtener más ganancias, mas trabajo, mas ingresos. Hace que al obtener estas “riquezas” nos enorgullezcamos diciendo: mi fuerza y sabiduría para hacer negocios me han prosperado, convirtiéndote tu mismo en tu propio dios, o al dinero o a un método para hacer dinero, o algún producto que desarrollas y vendes y no hay otro como tu producto y cosas por el estilo, se vuelve en tu ídolo, tu objeto de culto y tu dios, provocando el olvido que fue Dios quien te enriqueció y por ende alejarte de Dios y de sus caminos. Pervirtiéndote y alejándote del que te rescato de la muerte.

 Un ejemplo de esto dentro dela Iglesiaes Judas…dice el apóstol Juan de el que

era ladrón porque robaba de la bolsa de las ofrendas. Juan 12:6

 Este amor al dinero que Judas tenia hizo que tomara del dinero que estaba destinado a ayudar a los que no tenían, porque ese era el propósito de ofrendar en aquel tiempo y de esta manera Satanás lleno su corazón y después traiciono a Jesús por mas dinero (30 piezas de plata)…otros que dejaron que Satanás llenara su corazón de codicia fueron Ananias y Zafira,  que mintieron acerca del precio en que habían vendido unos terrenos (heredad) y esto fue causa de su muerte instantánea.

Es muy fácil caer en el engaño que satanás pone en nuestro corazón a través de las riquezas.

Mira lo que dice el Salmista en Salmo 62:10 No confiéis en la violencia,
Ni en la rapiña; no os envanezcáis, Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas.

 Si!!! se aumentaren tus riquezas, no pongas tu corazón en ellas.

Pues esto llenara tu corazón de orgullo y estas pronto a olvidarte de tu Dios.

El orgullo nace de un corazón que dejo entrar la codicia, el amor al dinero, a ganancias deshonestas y aun de tener un genuino deseo de prosperas, hace que no cumplamos los mandamientos de Dios y dejemos de lado su palabra para hacer negocios turbios, que aunque parezcan legales, son deshonestos porque en algún lado hay mentira.

Ej. Soy pintor y tengo descuento en materiales en  la pinturería donde soy cliente, ellos me dicen que el descuento es para mi y que yo puedo sacar provecho de esto y cobrarles a los clientes el precio de lista y dejarme el descuento para mi. Esto a los ojos del negociante esta bien,. Porque esta acostumbrado a hacer descuentos y ganar dinero por medio de ellos, pero ante los ojos de Dios es: primero mentir, porque  debo mentir sobre el precio real del material, y segundo robar porque al mentir sobre el precio, lo que sobra no es mío, sino del cliente y si me lo quedo es mi mentira y el robo…y así entra el querer mas ganancias fáciles como estas.

Violo las leyes de Dios al desear más dinero por mi necesidad.

 

 

 



Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − diez =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: