Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Entendiendo los tiempos

 tiempo

Dios diseñó un tiempo y un momento especial para cada cosa que hacemos… y “Todo lo hizo hermoso en su tiempo”…

Ud. Preguntará:

¿Qué tiene de hermoso vivir en esta crisis en la que estoy?!

¿Qué tiene de bello no tener dinero para todo lo que necesito?

Así mismo, en cualquiera sea el tiempo en que estás viviendo, Dios tiene en Su control toda tu vida del principio hasta el fin.

Créalo o no, ud. Y yo somos seres creados y amados por Dios a tal punto que no alcanzamos a comprender con nuestra limitada mente, todo el bien que Dios tiene pensado para nosotros.

Esclesiastés 3:1al 11

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reir; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en que se afana?

Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él.

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.”

Si bien hay tiempos de conflictos (internos o externos) ten presente que habrá también un tiempo de paz para ti.

Si te encuentras en un tiempo de llorar, habrá también un tiempo para reir.

Debes aprender a sacar provecho de toda situación. Alguien dijo:

“el valle de sombra de muerte, puede ser caminado, incluso disfrutado!”

La cosa es que debes entender que cada tiempo tiene algo especial. ¿Cómo que?

El tiempo de luchas o pruebas es para aprender de ellas.

Los buenos tiempos son para ser disfrutados!

Quizás pienses que todo lo que te pasó antes fué mejor… Pero no es sabio vivir en el recuerdo, atado al pasado.

Tampoco anclado al futuro diciendo: “ya será mejor, algún dia…” o.. “ojalá me vaya bien…” porque así estás perdiendo de disfrutar o aprender como vivir hoy!

La esperanza que trato de sembrar en ti hoy dice:

“estoy seguro que reiré después de llorar tanto”

“estoy convencida que después de esta lucha, tendré una victoria y la paz que viene con ella”

Dios siempre afirma la palabra. Dios siempre está seguro de lo que dice.

Como hijos suyos, también debemos hablar seguridad y bendición a nuestra situación.

Ayer mi esposo no tenía trabajo: nos dijimos entonces… “porque no vamos a caminar al parque? ¿Qué vamos a hacer en casa encerrados lamentando no tener dinero?…”

Así que nos fuimos a tomar sol al parque, pasamos un dia en familia como hace mucho que no lo hacíamos.

Disfrutar cada día es una oportunidad de ser feliz y honrar a Dios.

El hoy nos pertenece, las decisiones de hoy me harán feliz hoy.

El mañana no es nuestro, no sabemos que será de nosotros. Mucho podemos planear para mañana pero nadie sabe que Dios tiene preparado para nosotros.

Cada tiempo aferrado a Dios puede darte la paz, seguridad y esperanza que necesitas.

La decisión está en ti.

Dios te bendiga.



Ultimos comentarios
  1. María
  2. paloma
  3. martha
  4. Talimarina
  5. yady
  6. ELY
  7. sonia

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno + cinco =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: