Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

La Fe que mueve la Mano de Dios Parte I

images

Me sorprenden los niños la capacidad que tiene para recordarte lo que le prometiste…uno de mis sobrinos muchas veces me recordaba promesas como: la semana pasada me dijiste que me llevarías al cine…o prometiste traerme un regalito, y muchas promesas más que uno se olvida pero los niños… No!

Jesús dijo que debíamos hacernos como niños, y no es que empecemos a tirarnos al piso en capricho hasta que papito Dios nos de lo que nosotros queramos.

Sino que creamos a las promesas que Dios nos hace y reclamárselas exactamente como nos prometió, no agregar nada ni quitar nada, solo creyendo.

Quiero compartirles de la Fe… y de las variantes que encontramos en las personas y su contrastes con La Palabra de Dios.

La gente tiene fe o deposita la fe en diferentes “fuentes”. Hay personas que dicen:

  • Les tengo fe a estos jugadores y al equipo…o…tengo fe en este proyecto, se que vamos a salir adelante.
  • Tengo una fe bárbara en la virgencita milagrosa…o… le tengo fe al gauchito…o… tengo fe en mi Iglesia, denominación, etc.
  • Yo no creo en las instituciones, solo tengo mi fe en Dios.
  • Tengo fe en Dios…Ojala todo cambie…..
  • Tengo fe en este numerito y con un golpe de suerte voy a ganar…solo necesito suerte.
  • Tengo Fe en el Hijo de Dios en quien mi vida esta escondida en el hueco de su mano.

Estos más o menos son algunos de los aspectos de la fe que la gente tiene. Todos tienen fe. De alguna manera a todos les sirve para sus propósitos.

Ya sea para:

  • Depositar nuestra fe en cosas o personas son circunstanciales, según las necesidades especificas de ese momento y son mas un deseo que una verdadera fe fundamentada.
  • Otra clase de fe, es la popular o religiosa heredada de los antepasados y las creencias populares, esto la Biblia lo llama Idolatría y paganismo.
  • Están los que creen en Dios a su manera, pero no se sujetan a sus leyes, dicen conocer y tratar con el “barba” a su manera, pero estan bien lejos de la realidad de una verdadera fe.
  • También los que creen en Dios y dudan de su efectividad por desconocer verdaderamente en quien creen. Usando expresiones de deseos, anhelos, o siendo incrédulos. Creen en Dios pero mentalmente, y desconocen de su Poder.
  • Los que creen en la suerte, te bendicen siempre diciendo: suerte…aunque el deseo es que te vaya bien, confian en la suerte.
  • Y la Fe verdadera ejercida a través de Jesucristo.

Jesús enseño que si tuvieras una fe como el grano de mostaza, moverías las montañas.

NO es que si tienes aunque sea un poquito de fe…sino que la semilla de mostaza es la más chiquita de las hortalizas pero cuando crece se hace un gran árbol.

Así a cada uno de nosotros se nos ha dado un deposito de fe como una semilla de mostaza, y debemos hacerla crecer.

Ahora, hay una clase de Fe que me gustaría hablarles.

Hebreos 11 es mi pasaje favorito y me gustaría que lo leyeran.

Palabras claves:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: