Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Matrimonio en crisis II parte

5- No te endemandudaras:

Crecí en una familia destruida, mis padres se separaron cuando yo tenía 15 años. Desde ese momento en mi casa se dejaron de pagar las cuentas ya que el único dinero que entraba a casa proveniente del trabajo de mi mama era para comida y escasa veces para ropa. Hubo tiempos de bonanza en mi hogar pero no se aprovechó, ya que teníamos la costumbre de no pagar, para que hacerlo ahora? se pensaba, daba lo mismo. Cuando me case y vino la responsabilidad de una esposa y una hija. Empecé a tener por prioridad de pagar todas nuestras cuentas primero y después nuestros gustos. Antes si quería me gastaba el sueldo en salidas al cine, ropa, etc. Ahora primero vemos lo que tenemos para pagar que son los gastos fijos, como alquiler, servicios, teléfonos, tarjetas (el gasto necesario en supermercado para el mes) Nada se compra sin el consentimiento del otro.

Esto hace que en tu hogar no haya división y disputas en el sentido económico, ayuda a la paz del hogar y la estabilidad financiera. No te endeudes si antes no has hecho los cálculos necesarios para saber si podrás hacer frente a dicho compromiso. Sino estas seguro de poder afrontar tales gastos, por favor no te metas en deudas. Y si estas seguro de poder afrontarlo, revisa de nuevo todo y verifica que tu esposa/o este de acuerdo en ello.

6- Huye de las tentaciones.

Tantos hombre como mujeres estamos expuestos a la tentación pero somos los hombres mas fáciles de caer en las garras de la seducción. Si hay algo que destruye mas al matrimonio que nada, es la infidelidad. Ya que hace una división profunda entre la pareja y deja heridas casi irreconciliables. La confianza mutua se destruye, el amor es apagado, la autoestima del otro es herida, y la consecuencia es una verdadera destrucción del hogar. Son muchos los matrimonios que se han divorciado por esta causa, así que es muy de tener en cuenta que debemos alejarnos de las tentaciones que nos lleven a caer en adulterio. Nuestros hijos sufren atrozmente a causa de esto. Si queremos tener un hogar en armonía, no podemos darnos el lujo de jugar con la tentación, porque tarde o temprano caeremos y nuestras familias caerán con nosotros.

7-Perdona al otro 490 veces al día:

Pedro pegunto a Jesús. Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete. Mateo 18:20-21

El perdonar es la base del amor. Fue en la cruz del calvario que Dios perdono nuestros pecados, demostrando allí cuanto nos amaba que nos libro de la muerte eterna. El perdón en nuestro matrimonio debe ser fundamental. Pero si nosotros no hemos recibido el perdón de Dios jamás entenderemos el amor que perdona. Jamás entenderemos porque tenemos que perdonar, ni para que. El perdón trae restauración a nuestro matrimonio en crisis. Trae Paz entre los cónyuges. El perdón trae sanidad espiritual, emocional, y física. Pone las cosas en su lugar  y da el valor correcto a todas las cosas. El perdón nos acerca mas al otro y rompe barreras los problemas traen a nuestras vidas.

8- Aviva el fuego:avivar el guego

Aquí en Argentina una de las comidas más populares es el asado. Es carne tirada a una parrilla y cocinada a la brasa del carbón. Al escribir esta parte de los mandamientos lo primero que se me viene por avivar el fuego, es cuando estoy preparando el carbón para ser prendido en el fuego. Primero pongo leñas cortaditas sobre papel de diarios y arriba la parrilla donde pondré el carbón para que arda cuando prenda la leña. De esta manera en corto tiempo tendremos unas buenas brazas encendidas para iniciar el “asado”.  Así pienso que debemos hacer en cuanto a avivar el fuego de nuestro matrimonio. La vida nos lleva a lo cotidiano, a la rutina, y esta es una de las circunstancias que llevan a apagar en amor entre los esposos. La manera de avivar es poniendo leña (flores, bombones) papel(cartas, recados, pequeños cartelitos de amor) la parrilla arriba( nuestras atenciones especiales, como hacer lo que nunca hacemos en casa, mimos, caricias, cariños) y arriba el carbón( nuestros corazones, nuestros sentimientos, nuestro Amor) y prenderle fuego para que todo se avive.



Ultimos comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 − tres =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: