Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

RENOVACIÓN EXTREMA ( Parte 1)

RENOVACIÓN EXTREMA ( Parte 1)

“Así que hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea  la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” Ro. 12:1-2

Una “Renovación Extrema”  no puede realizarse si primeramente no tengo una disposición a presentar mi vida a los pies del Señor, para que El haga de acuerdo a lo que desea para mí.

¿Vieron alguna vez el programa televisivo Extreme Makeover? Ellos dejan totalmente su casa en manos de aquellos que remodelarán todo, confiando en que nadie puede hacerlo mejor y que los resultados serán increíbles. La disposición y entrega  de todas las llaves de mi vida (mi casa) al Señor para que Él vaya “remodelando” cada una de las habitaciones y edificando nuevas donde sea necesario.

¿Estamos listas? ¿Quieren una “renovación total” y una “Renovación Extrema”?

La construcción en esta renovación parte primeramente con entender  sobre qué fundamento se edifica y  que esa base o cimiento es Cristo.  Cuanto más profunda es la base, más alto será la edificación…Poner a Dios en mi vida en el lugar que debe estar y dejar que pueda renovarme en todos los aspectos.

 

RENOVANDO MI CORAZÓN

 

Según la Biblia, el corazón es el motor de la actividad humana, el querer del ser humano radica en el corazón, se ve como el centro que gobierna toda la vida de las personas. Todo lo que el hombre hace es dictado por el corazón.

La concepción hebrea de la palabra “corazón” lo señala como el centro que gobierna todo el ser y, por consiguiente, todas sus acciones. La Biblia usa la palabra corazón para referirse a los aspectos emocionales, intelectuales y volitivos, entre otros usos. Sabemos que estas tres partes se encuentran en el alma, por lo tanto, bien podría decirse que el corazón es también el alma, de acuerdo a las Escrituras. En el Nuevo Testamento, la palabra corazón es sinónimo de persona

¿Quién tiene mi corazón? ¿En manos de quién está? ¿En las mías o en las de Dios?Quién tiene tu corazón…te tiene a Ti.

  • “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón, porque de él mana la vida” Prov. 4:23  contrapartida con Jeremías  17:9. “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?”
  • “Dame, hijo mío, tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos” Proverbios 23:26
  • “Oye, hijo mío, y se sabio, y endereza tu corazón al camino” Prov.23:19

¿Qué es guardar? Habla de cuidar, proteger, mantener, conservar, poner en seguridad una cosa. Es importante que guardemosel corazón porque somos lo que hay en él. Lo que soy y hago sale de mi corazón. En la Biblia corazón es sinónimo de alma- Prov. 23:7

Empecemos con la Renovación Extrema de nuestro corazón… para llegar a tener un Corazón como el de Cristo y debo hacerlo limpiando mi corazón del pecado: Despojarme del pecado.

  1. Toma un momento para identificar tus pecados, aquellos pecados especiales y regalones que guardamos, esos pecados que sólo tú sabes que están. La idea es pesar mi corazón en la balanza de Dios…recordando como dice el salmista en Sal.139:2  que NO están ocultos al Señor. UN CORAZÓN LIMPIO:  Salmos 51:10

David vivió la tristeza de mantener pecado en su corazón y experimentar la miseria de estar alejado de Él. Cometió los pecados más atroces que podemos pensar…y a pesar de esto, fue el hombre de quién Dios dice: “un corazón conforme al corazón de Dios” Hechos 13:22

La confesión contrita es el puente por el cual cruzamos hacia Dios y hacia la restauración a un corazón limpio. 1° Juan 1:9

Bible-and-prayer-1      

2. UN CORAZÓN RENDIDO.      Fil 3:7-14

Rendido al Señor El ejemplo de Pablo, rendido a lo que realmente era importante: Dios mismo.

  • Rendido a Su Voluntad
  • Rendido a Su Palabra
  • 3-UN CORAZÓN SINCERO:       Hebreos 10:22

Cuando nos acercamos al Padre nuestro corazón debe ser sin – cera, es decir, que no haya ningún hueco tapado con cera, como solía hacerse con algunos productos que se vendían en la antigüedad, los cuales, parecían estar en perfectas condiciones y no mostraban defecto, el vendedor fraudulento cubría las rajaduras de los productos de cerámica con cera dando la impresión de que estaban en perfecto estado, cuando en realidad tenían huecos que en poco tiempo dañarían por completo el producto.

Por eso cuando los compradores iban a adquirir uno de estos productos se cercioraban que estuvieran si defecto, sin cera. Un corazón sincero es un corazón que no oculta nada delante de Dios, que se presenta tal como es, que no se viste con el ropaje del legalismo o una aparente santidad, sino que muestra ante el Padre la verdadera condición, las hendiduras y los huecos que aún persisten. La palabra griega usada para sincero tiene una connotación de verdadero. El corazón del adorador debe ser genuino, verdadero, auténtico, sin falsedad oculta. El corazón sincero identifica a “una persona que es honesta, genuina, comprometida, confiable y sin engaño”

 

El corazón sincero es aquel que abandona toda confianza en sí mismo y se rinde por completo ante los méritos de la sangre de Cristo y confía solamente en esto para entrar al Padre, pues, sabe que no tiene la capacidad para limpiar su corazón de sus perversiones, sino que confía de manera plena y absoluta en la obra de Cristo en la cruz. Un corazón sincero es aquel que se somete al Señorío total de Cristo sobre su vida.



Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 1 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: