Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

¿Que es la bondad de Dios?

¿Que es la bonda de Dios?

¿Que es la bondad de Dios?: vida cristiana sociedad separacion matrimonial noviazgo cristiano noviazgo adolescente mujeres maltratadas liderar nuestras vidas la familia enfermedades cronicas el noviazgo divorcio disfrutar la vida depresion infantil depresion crisis y dios crisis de panico crisis adolescente consejos para ser feliz consejos cristianos ayuda psicologica ayuda para parejas ayuda espiritual ataques de panico ansiedad adicciones

Un joven se acerco a Jesús muy confiado y seguro de si mismo y de su proceder en la vida. Con una pregunta llena de orgullo se dirige a Jesús: Maestro bueno…que haré para heredar la vida eterna?

Me lo imagino a este joven hinchando su pecho delante de Jesús y sus discípulos. Muy seguro de que su vida era un ejemplo a seguir, según su propia opinión, espera la respuesta de Jesús con cierta arrogancia, mirando a los otros con ojos altivos queriendo decir… je no hay duda que soy muy buen hijo de Israel, cumplo todas la leyes mejor que muchos, será un tramite para mi entrar a la eternidad, si yo soy mas bueno que el agua del jordán… pensamientos llenos de orgullo de si mismo.

Pero Jesús le responde con otra pregunta…porque me llamas bueno?…ninguno hay  bueno sino uno: Dios.

Hay muchos teólogos y maestros bíblicos que dicen que este joven le llamaba maestro BUENO, porque el mismo se creía bueno.

Así en la vida muchos de nosotros nos sentimos buenos, porque alguna vez ayudamos a alguna abuelita a cruzar la calle y nos sentíamos realizados, por esa única vez, pensamos que ya merecíamos el cielo.

O porque alguien alguna ve nos pidió plata y le dimos 10 centavos, pensando…que bueno y generoso soy…je.

Así estamos todos delante de Dios. Así venimos a preguntarle a Dios con cierta arrogancia, sin llegar a ser MUY hiriente con ella. Señor…que haremos para heredar el reino de los cielos? Pero no es una pregunta para saber que hacer y realizarlo, sino mas bien, es una pregunta socarrona, como dando por sentado que ya sabemos la respuesta y que es una afirmación a lo que veníamos pensando y haciendo, según lo que nosotros creíamos que era lo que Dios quería…eso se llama presunción. Con presunción venimos ante Dios, creyéndonos Buenos, Santos, bondadosos.

Pero Jesús no es como nosotros, que lo hubiéramos corrido a palazas al que se hubiera osado a preguntarnos algo así, con esa FEA ACTITUD. -¿Qué se cree este? ¿ el hijo del Rey? Pero raja de acá darían.

Jesús no es así, sino que siendo amoroso, le dice…porque me dices bueno…ninguno hay bueno sino uno: Dios.

La verdad dicha por Jesús pone todos nuestros pensamientos en orden.

Su verdad nos corrige y nos edifica. Porque a su verdad le añade su bondad.

¿Que es la bonda de Dios?

Tito 3:4: Pero cuando se manifestó la BONDAD de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres…Esa bondad se manifestó en la Persona de Jesucristo. El es la imagen del Dios INVISIBLE, el primogénito de toda creación. 

La bondad es parte de la naturaleza esencial de Dios. Esperaré en Tu Nombre (en el lenguaje Bíblico “nombre” significa naturaleza, carácter o esencia), porque es bueno (Salmo 52:9). Cuando decimos que Dios es bueno, significa que es lo que está en la naturaleza y carácter de Dios lo que hace que El sea amable y benevolente. La bondad de Dios significa que El es básicamente tierno y solidario hacia Su creación. Su actitud natural hacia Sus hijos es una de amistad.   Por Su naturaleza inherente se complace en la felicidad de Su pueblo. El es bueno y hace el bien (Salmo 119:68).

Habrás escuchado a muchos cristianos decir…Dios es bueno…es porque han visto la bondad de Dios en sus vidas.

Ver la bondad en nuestras vidas tiene que ser una costumbre y un resultado de nuestra fe verdadera en El.

En el 2005, viajando al norte de mi país en “viaje misionero” vimos muchas veces su Bondad.

Una de ellas , fue cuando volvíamos de Salta capital con mi amigo “Ale” y su prima. La camioneta que usábamos en ese entonces era una camioneta Peugeot 504.  Ya con mucho uso y por ende mucho “desgaste”. Ya al salir venia con problemas en el motor, se nos detenía, sin ningún “motivo aparente”, y al llegar cerca de Tucumán, en medio de la nada, la paleta del radiador se rompe y se mete en el radiador rompiendo algunos de los “tubitos” que llevan el agua dentro de radiador. Perdimos todo el agua, y no podíamos seguir.

Luchamos para sacar y anular la paleta… Estábamos a 40 Kilómetros del peaje, sin poder conseguir agua en ningún lado.

Estábamos “parados”! entonces hacemos una oración simple: Señor envíanos algún “ángel” que nos traiga agua. Amen

No pasaron ni dos minutos, que vemos  otra camioneta que venia en sentido contrario al nuestro, cuando nos ve, dobla en U sobre la ruta y se detiene detrás nuestro,  baja el hombre y nos pregunta… ¿Uds. Llamaron al peaje por agua? Nosotros  estábamos  perplejos, sin  saber que decir …¿?… Y abriendo la compuesta trasera, saca un bidón de 20 litros y dice…tomen todo el que quieran. Una aclaración- teníamos celulares pero ninguno tenia señal ya que estábamos en un lugar “alto” sin poder comunicarnos.

Nosotros tomamos el agua, llenamos el radiador y devolvimos el bidón. El hombre se fue, y nosotros nos quedamos admirados de la Bondad de Dios, que no nos dejo solos en medio de la nada sino que respondió con urgencia a nuestro “llamado”.

Así es Dios… es bueno
Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la BONDAD de Jehová
En la tierra de los vivientes.

Muchos se sienten desmayados, sin fuerzas, sin esperanza…porque no conocen la bondad de Dios. Pero quiero decirles. Dios es bueno en Gran medida. Solo tienes que poner tu vida en sus manos y dejarte llevar.  Te aliento a que le pidas a Dios que muestre su Bondad en tu vida. Vas a ver como responde.

Romanos 11:22 Mira, pues, la BONDAD y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la BONDAD para contigo, si permaneces en esa BONDAD; pues de otra manera tú también serás cortado.

Un joven se acerco a Jesús muy confiado y seguro de si mismo y de su proceder en la vida. Con una pregunta llena de orgullo se dirige a Jesús: Maestro bueno…que haré para heredar la vida eterna?

Me lo imagino a este joven hinchando su pecho delante de Jesús y sus discípulos. Muy seguro de que su vida era un ejemplo a seguir, según su propia opinión, espera la respuesta de Jesús con cierta arrogancia, mirando a los otros con ojos altivos queriendo decir… je no hay duda que soy muy buen hijo de Israel, cumplo todas la leyes mejor que muchos, será un tramite para mi entrar a la eternidad, si yo soy mas bueno que el agua del jordán… pensamientos llenos de orgullo de si mismo.

Pero Jesús le responde en primer lugar…porque me llamas bueno?…ninguno hay  bueno sino uno: Dios.

Hay muchos teólogos y maestros bíblicos que dicen que este joven le llamaba maestro BUENO, porque el mismo se creía bueno.

Así en la vida muchos de nosotros nos sentimos buenos, porque alguna vez ayudamos a alguna abuelita a cruzar la calle y nos sentíamos realizados, por esa única vez, pensamos que ya merecíamos el cielo.

O porque alguien alguna ve nos pidió plata y le dimos 10 centavos, pensando…que bueno y generoso soy…je.

Así estamos todos delante de Dios. Así venimos a preguntarle a Dios con cierta arrogancia, sin llegar a ser MUY hiriente con ella. Señor…que haremos para heredar el reino de los cielos? Pero no es una pregunta para saber que hacer y realizarlo, sino mas bien, es una pregunta socarrona, como dando por sentado que ya sabemos la respuesta y que es una afirmación a lo que veníamos pensando y haciendo, según lo que nosotros creíamos que era lo que Dios quería…eso se llama presunción. Con presunción venimos ante Dios, creyéndonos Buenos, Santos, bondadosos.

Pero Jesús no es como nosotros, que lo hubiéramos corrido a palazas al que se hubiera osado a preguntarnos algo así, con esa FEA ACTITUD. -¿Qué se cree este? ¿ el hijo del Rey? Pero raja de acá darían.

Jesús no es así, sino que siendo amoroso, le dice…porque me dices bueno…ninguno hay bueno sino uno: Dios.

La verdad dicha por Jesús pone todos nuestros pensamientos en orden.

Su verdad nos corrige y nos edifica. Porque a su verdad le añade su bondad.

Tito 3:4 : Pero cuando se manifestó la BONDAD de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres…Esa bondad se manifestó en la Persona de Jesucristo. El es la imagen del Dios INVISIBLE, el primogénito de toda creación. Colosenses 1:15

La bondad es parte de la naturaleza esencial de Dios. Esperaré en Tu Nombre (en el lenguaje Bíblico “nombre” significa naturaleza, carácter o esencia), porque es bueno (Salmo 52:9). Cuando decimos que Dios es bueno, significa que es lo que está en la naturaleza y carácter de Dios lo que hace que El sea amable y benevolente. La bondad de Dios significa que El es básicamente tierno y solidario hacia Su creación.  Su actitud natural hacia Sus hijos es una de amistad.  ç  Por Su naturaleza inherente se complace en la felicidad de Su pueblo. El es bueno y hace el bien (Salmo 119:68).

Habrás escuchado a muchos cristianos decir…Dios es bueno…es porque han visto la bondad de Dios en sus vidas.

Ver la bondad en nuestras vidas tiene que ser una costumbre y un resultado de nuestra fe verdadera en El.

En el 2005, viajando al norte de mi país en “viaje misionero” vimos muchas veces su Bondad.

Una de ella, fue cuando volvíamos de Salta capital con mi amigo “Ale” y su prima. La camioneta que usábamos en ese entonces era una camioneta Peugeot 504  Ya con mucho uso y por ende mucho “desgaste”. Ya al salir venia con problemas en el motor, de nos detenía, sin ningún “motivo aparente”, y al llegar cerca de Tucumán, en medio de la nada, la paleta del radiador se rompe y se mete en el radiador rompiendo algunos de los “tubitos” que llevan el agua dentro de radiador. Perdimos todo el agua, y no podíamos seguir.

Luchamos para sacar y anular la paleta… Estábamos a 40 Kilómetros del peaje, sin poder conseguir agua en ningún lado.

Estábamos “parados”! entonces hacemos una oración simple: Señor envíanos algún “ángel” que nos traiga agua. Amen

No pasaron ni dos minutos, que vemos  otra camioneta que venia en sentido contrario al nuestro, cuando nos ve, dobla en U la ruta y se detiene detrás nuestro. Se baja el hombre y nos pregunta… ¿Uds. Llamaron al peaje por agua? Nosotros perplejos estábamos sin saber que decir ¿? Y abriendo la compuesta trasera, saca un bidón de 20 litros y dice…tomen todo el que quieran. Una aclaración- teníamos celulares pero ninguna tenia señal ya que estábamos en un lugar “alto” sin poder comunicarnos.

Nosotros tomamos el agua, llenamos el radiador y devolvimos el bidón. El hombre se fue, y nosotros nos quedamos admirados de la Bondad de Dios, que no nos dejo solos en medio de la nada sino que respondió con urgencia a nuestro “llamado”

Así es Dios… es bueno…
Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la BONDAD de Jehová
En la tierra de los vivientes.

Muchos se sienten desmayados, sin fuerzas, sin esperanza…porque no conocen la bondad de Dios. Pero quiero decirles. Dios es bueno en Gran medida. Solo tienes que poner tu vida en sus manos y dejarte llevar.  Te aliento a que le pidas a Dios que muestre su Bondad en tu vida. Vas a ver como responde.




Ultimos comentarios
  1. ANTONINO LUCIO
  2. mary lou
  3. ANTONINO LUCIO
  4. Myr
  5. rafael
  6. isidro
  7. norma
  8. Leidi Mar
  9. daniell

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 
Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS:

×