Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Abandono ¿La hora de la prueba?

Abandono ¿La hora de la prueba?

images

Ayer fue un día especial, mi hija de 16 meses empezó el jardín. La llevamos con mi esposo y la filmamos, le sacamos fotos, sentíamos alegría y sensación de abandono a la vez. Ella parecía entusiasmada! Hay tantos chicos y juguetes con que jugar!… pero para nosotros como padres la vemos tan chiquita… tan indefensa, lo único que me hace querer dejarla ahí es que quiero y necesita crecer, independizarse.

Por lo demás, pienso:” y, si algún niño mas grande la golpea?!”… o “y si llora y no estoy?! Que va hacer?”… o lo peor, “y si abusaran de ella, y no sabe como decir, porque no sabe hablar…?!!”

Cuantas cosas se le puede ocurrir a una madre cuando tiene que dejar a sus hijitos crecer y experimentar solos.

Una no puede dejar de ser madre o padre, siempre preocupados, pero acorde a la edad, uno debe saber que es beneficioso para todos darle el espacio que necesita.

Esto me trajo a la memoria un versículo en Isaías 54:7 que dice:

“por un breve momento te abandone, pero te recogeré con grandes misericordias

Imagino a Dios, dejándome a prueba, en la escuela de la vida y diciéndome:  luego te paso a buscar.

Uno, a veces piensa como niño de jardín: “porque si Dios es bueno, me deja aquí??!

Justamente como El es bueno, te deja en situaciones para ponerte a prueba, para que CREZCAS, MADURES.

No para siempre son las pruebas. Hay gente que vive y dice que esta pasando una y otra prueba… y cuando salen? Cuando disfrutan del fruto? Más que pruebas eso es tribulación!

Yo no creo que Dios sea así. El es Padre, sabe hasta cuando puedes resistir y sabe cuando te debe recoger. A mi hija la mandamos a jardín solo por 2 horas diarias. Se que puede llorar si no me ve, pero se que también va a aprender a jugar y compartir con otros.

Todo el mundo va a la escuela. La escuela de Dios esta abierta, para que aprendamos a vivir y disfrutar.

El Padre Nuestro, no nos ha abandonado, aunque así parezca… El dice, te abandone ahí, por breve momento, pero te recogeré como un Padre levanta en brazos a su hijo cuando lo va a buscar a la escuela.

Mm.…  cuanto amor! Rodeados de brazos y abrazos…

Abandono ¿La hora de la prueba? Que tal si disfrutamos la prueba, el valle de sombra de muerte, puede ser caminado y hasta disfrutado, porque la esperanza dice, “te recogeré”… no como a cualquier cosa, sino con grandes misericordias. Con un Padre así, me es fácil esperar a que se cumpla mi hora de la prueba.

El orgullo de un Padre es ver a sus hijos capaces de crecer y experimentar y salir adelante con éxito.

Dios te bendiga y fortalezca en todas tus horas de clases, y en toda clase de pruebas.



Ultimos comentarios
  1. Mónik
  2. natalia
  3. natalia
  4. Natalia Orrillo
  5. Arelis
  6. claudio
  7. pili
  8. claudio
  9. pili
  10. claudio

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + quince =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: