Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Crisis

imagesDios mi todo

Hay una lista interesante enfermedades y situaciones muy comunes en nuestras vidas que quiero que leas.

Depresión, ataques de pánicos, angustias, fobias, temores excesivos, ansiedades, matrimonios rotos, divorcios, maltrato infantil, maltrato en el hogar, infidelidad, separación, muerte, carencias, etc.

Hay mas… seguro, pero son muy comunes en lo cotidaneo, alguien que padece de algún mal, alguna opresión, pensamientos de suicidio, y cosas por el estilo que no te dejan avanzar en la vida, y uno se pregunta porque? Hay un vacío que necesita ser llenado, hay una necesidad que no ha sido suplida, satisfecha, y siempre estamos sintiéndonos como que nos falta 5 para el peso como dicen aquí en Argentina.

Lo que sigue es la simplificación de toda la cuestión.

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, y con toda tu mente, y con todas tus fuerzas”…

Con Todo

¿Que te sugiere la palabra TODO?

Dicho de algo que se comprende enteramente. Sin faltar. Absolutamente.

Eso es lo que Dios demanda de ti. TODO.

-“bueno pero Dios conoce mi corazón y ve que yo no puedo…”

Para una mejor versión de TODO analicemos el primer gran mandamiento:

¿Qué hay ahí?

  • Corazón: Si tienes a Jesús eso es lo que esta vivo en ti.
  • Alma: Sentimiento, emociones, papión, voluntad, fuera.
  • Mente: Razonamiento, inteligencia, conciencia.
  • Fuerza: Lo que tienes en el cuerpo, capacidad.

¿Sabias que Dios no te comparte con nadie?

“ved ahora que Yo, Yo soy y no hay dioses conmigo” Deuteronomio 32:39

Vamos a la Iglesia, sentimos su presencia, hacemos nuestros ritos y volvemos a casa, y nuestra vida sigue igual de mediocre que antes. Mitad en la Iglesia, mitad en casa. Mitad de la mente en la TV. Mitad el alma en el novio. Todo dividido y luego caemos.

“… una casa dividida esta pronto a caer”

Este hacer es donde nos encontramos ahora con la lista de arriba, es un lugar donde estamos sin Dios y sin esperanza en este mundo que nos empuja a la destrucción. Todas las enfermedades y situaciones como las descriptas arriba son la causa de no tener a Dios en nuestras vidas.

Dios total, absoluto, entero…dice Todo tú, eres mío.

Su lugar es tu corazón, tu mente, tu alma y sentimientos, tu cuerpo y tus fuerzas. Pacto: todos los días… tu mi todo.



Ultimos comentarios
  1. ferretina
  2. ferretina

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 2 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: