Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Historia de una mujer violada

la-violacionuna historia de violación

El tenía una hermanastra muy hermosa que se llamaba Tamar y se enamoró de ella.

El estaba angustiado hasta enfermarse por Tamar su hermana, pues ella era virgen, y le parecía difícil hacerle alguna cosa.

Un amigo de el, que era muy inteligente, sabiendo que el estaba enamorado de Tamar, le aconsejó que se acostara en la cama y se hiciera el enfermo, para que Tamar lo cuidara.

Así lo hizo y llamó a su hermana para que le cocinara y lo atendiera porque se sentía “enfermo”.

Tamar le cocinó y le llevó la comida a la cama y el, no queriendo comer, asió de ella y le dijo: “ven, acuéstate conmigo”

Entonces ella respondió: “no! Eres mi hermano, no me hagas violencia ¿Dónde iré yo con mi deshonra?…”

Pero el no la quiso oír, y pudiendo mas que ella, la forzó y se acostó con ella… luego la aborreció con tal aborrecimiento, que el odio que sintió por ella fue mayor que el amor con el que la había amado y le dijo: “levántate y vete”

Y ella respondió: “no hay razón, para esto. Mayor es el mal de echarme que el que me has hecho”

Mas el, no la quiso oír.

La echó afuera y cerró tras ella la puerta.

Entonces Tamar se fue gritando, llorando y lamentando. (2 Samuel 13:1 al 19)

Esta es la historia de una mujer violada que quiso hacer el bien y le devolvieron mal.

Que bronca… que impotencia!

Nada se sabe de ella después de esto. Pero si se sabe que le pasó a el.

Dos años después el hermano de Tamar mató a su hermanastro.

El perfil de un violador:

  • Tipos de aspecto común y corriente, integrados, de esos que no se caracterizan por llamar demasiado la atención.
  • Ni “viejos verdes”, ni marginales, ni adictos.
  • personas que suelen ser inseguras, inmaduras, poco tolerantes a la frustración.
  • personas que sufrieron agresiones sexuales en su infancia.
  • no busca placer sexual con su delito, sino la dominación total de una persona indefensa. “el poder y no el sexo”
  • abusadores: pertenecen al entorno de la víctima y genera una red de intimidación, seducción o engaño para perpetrar actos en los que se persigue el placer sexual y en los que no siempre está presente la violencia física.
  • Violadores: desconocidos, persiguen el sometimiento de su víctima y apelan siempre a la violencia.

salmo 103:6 “Jehová es el que hace justicia Y derecho a todos los que padecen violencia.”

Esta es la promesa de Dios para los que de alguna forma han padecido abuso o violación.

La impotencia y el enojo te llevan a la venganza, pero si esperas a Dios, El pagará a cada uno su mal.

No te apresures a hacer justicia por mano propia aunque tu dolor sea grande, dale tiempo y espacio a Dios y El te mostrará su amor y misericordia… lo sé, porque me la mostró a mi.

Dios te guarde y te bendiga.



Ultimos comentarios
  1. carlos guillermo
  2. nayeli
  3. natalia
  4. claudio
  5. claudio

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + dieciseis =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: