Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

La perdida de un hijo

La pérdida de un hijo

Hace años perdí a mi mejor amigo. El tenía 18 años cuando tuvo un accidente de autos. Sus papas casi se volvieron locos. Dejaron la casa donde Vivian vacía por muchos años. Cada rincón de su casa les traía recuerdos de ese hijo que tanto amaban.

Viendo un programa de televisión llamado Cárceles… entrevistaban a presos llamados “inimputables”. No era una cárcel normal, era un “loquero” como lo llamaban los internos. Era una unidad neurosiquiatrica 34. Allí van aquellos a quienes la Justicia llama inimputables, por no haber actuado en sus cabales.

Uno de los internos contó su testimonio.

Al entrar el entrevistador a su lugar de descanso, estaba leyendo la Santa Biblia. Justo frente suyo había una foto de su compañero de celda. Su hijo de 5 años. Dice que es su compañero para toda la vida. Su amigo, El Gordo. Este hombre flaco, de lentes, con apariencia débil, casi encorvado, ojos rojos de tanto llorar y muy tristes, cuenta su historia.

Lleva adentro unos pocos años. Al preguntarle porque esta allí, dice Por homicidio agravado por el vinculo. Un silencio se hace hasta que el entrevistador pregunta -¿a quien mataste? – A mi hijo….de una puñalada. Agacha su cabeza queriendo esconderla, quizás de vergüenza, o por sentir un dolor inimaginable.

Allí, frente al televisor, pudimos ver en este hombre, el tremendo dolor que siente por no tener al ser que tanto ama, y la desazón de haber sido el mismo quien le quieto la vida a su hijo. Imposible no soltar una lagrima. No por odio, sino por sentir el pesar por este hombre. Ver en su cara la culpa, la bronca hacia si mismo, el arrepentimiento, y un profundo dolor que causa la perdida de un hijo.

Al seguir la entrevista, cuenta que a causa de la separación con su esposa, empezó a maquinar su suicidio. Un día, que estaba con su hijo, entró enajenado a la casa de su madre, y metiéndose en su habitación cerró la puerta. Lo siguiente que cuenta es que se encontraba inconciente en un hospital esposado! Sin saber que paso… nunca imagino que su vida había cambiado para siempre. Había matado a su hijo en una emoción violenta. Cegado por la ira no pudo suicidarse. Nadie sabe por que? pero el mismo dice que nunca se perdonara haber hecho eso.

Que tremendo dolor deja la perdida de un hijo! Me hizo pensar mucho en este hombre. Y en los muchos que sufren la perdida de un hijo. Realmente ese dolor es incomparable.

Que decirle a alguien que perdió a “la razón de vivir”? que decirle a ese ser que sufre sabiendo que ese dolor jamás se irá, y que nunca podrá volver a tener a su hijo?

Dios sabe y entiende por lo que estas pasando. Y me responderás- si me entiende-¿porque me lo quito?- ¿porque se llevo lo mas que amaba en esta vida? ¿Porque Dios no hizo nada al respecto para que nada le pase a mi hijo?- ¿porque permitió esto si tanto me ama?

La Biblia dice que el ladrón vino para robar, matar, y destruir. Juan 10:10a

Ese es plan del enemigo de nuestras almas. Vino a robarte lo que más querías, matar tus ilusiones, tu futuro, tu vida, y destruirte.

Pero Jesucristo vino para darte vida y vida abundante. Juan10:10b

El enemigo te robo a tu hijo pero Dios se lo arrebato de las manos y esta en su reino. Porque de los tales es el reino de Dios. Lucas 18:16.

Dios  quiere mostrarse a tu vida y sacar ese dolor que sientes y devolverte las ganas de vivir. Quiere que sepas que El es un Dios de segundas oportunidades. Que si tu le entregas tu dolor, entregas tu vida en sus manos, te la devolverá renovada, sanada, limpiada.

A los años de haber perdido a su hijo, la mamá de mi amigo quedo embarazada. Quedó embarazada después de 20 años. Dios le regalo otro hijo, para calmar el dolor. Dios le dio otra aportunidad de creer que en Dios todo es posible.

Dios ilumine tu corazón.



Ultimos comentarios
  1. Mónica
  2. yadira
  3. natalia
  4. natalia
  5. yadira
  6. VIANETT
  7. carina
  8. mary
  9. MLS
  10. Asa

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

once + 3 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: