Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

las finanzas y el noviazgo

alianzasestrategicas

Las finanzas y el noviazgo

 Los cuatro mayores problemas matrimoniales son:

  • La falta de comunicación
  • El tiempo de esparcimiento
  • Los parientes
  • Las finanzas

Hoy veremos como las finanzas pueden causar dramas dentro del matrimonio.

Los problemas con las finanzas comienzan cuando el joven se pone de novio, se enamora y luego se pregunta: ¿de que viviremos? ¿Qué estudiaré? ¿Qué oficio tendré?

Muchos ignoran pensar en el futuro, y se dicen… “ya pensaremos en algo…” o, “improvisaremos…” o, “nos preocuparemos cuando llegue el momento” … “el dinero no es tan importante… lo importante es el amor..” etc…

La cuestión es: ¿cuánto aguantará un matrimonio a “pan y cebolla”?

Casarse es mucho más que vivir la vida color de rosa, tener palpitaciones o sentir mariposas en el estómago.

Casarse implica ver la vida con fé pero usando del sentido común y realismo.

Un joven maduro para casarse, debe estar preparado en algún oficio y en un trabajo adecuado para mantener una familia.

Una joven madura, debería estar pensando en terminar sus estudios, en un trabajo adecuado durante su soltería y en la posibilidad de seguir trabajando después de casada.

1 corintios 4:2 “ahora bien, se requiere que cada uno de los administradores, sea hallado fiel”

Eso significa que cuando estas de novio/a ambas partes estén pensando planificando la administración del dinero, pues se necesita mucho más que besos y amor para sostener una vida conyugal.

En el matrimonio se descubre las grandes diferencias de cómo ganar y como gastar el dinero.

Uno de los conyugues tiene un agujero en el bolsillo y el otro… cuenta cada moneda una por una!

Uno quiere gastar, el otro quiere ahorrar.

Uno quiere comprar primero una casa, el otro quiere primero el auto.

Cada uno es diferente!

Por eso en vez de usar la palabra gastar, usaremos la palabra administrar, es decir:

El dinero va exactamente donde mi conyugue y yo hemos acordado usarlo.

Es en el noviazgo donde debemos hablar las diferencias y ponernos de acuerdo para el futuro.

Es importante que en los primeros años de matrimonio, alguno ceda con respecto a su posición de cómo ganar y administrar el dinero.

Ceder hace que conozcas el corazón de tu conyugue, y si no te gusta como hace las cosas es importante que hables, pacíficamente hasta llegar a un acuerdo.

Nunca te rindas! Dios los bendiga.



Ultimos comentarios
  1. Cèsar
  2. Marco Gabriel

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 − 1 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: