Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Planeando tu vida

am_1434_3022842_959529Colaborando con el plan

Me levanté con un plan familiar un sábado… de echo fuimos al zoológico en la mañana, disfrutamos del hermoso sol de mayo… comimos allí el almuerzo en una fiesta de cumpleaños de una amiguita de Vicky y luego regresamos a casa… cansados y listos para ir a dormir temprano. Pero antes de todo eso, debí planear con anticipación el día, eso implicó, bañar los niños, vestirlos, hacerlos descansar bien, y tomar TODA la leche.

El bebé (3 meses) no es problema… él solo come, lo limpio y duerme y es todo lo que hace sin quejarse… pero desvestir a Victoria y llevarla a bañarse es todo un circo!..

Hay gritos, pataleos, berrinches, llantos, pareciera que en vez de llevarla a la bañera la fuera a sacrificar!

Y otro escándalo es para que se deje vestir y un tercero para que se tome toda su leche.

¡ay Diossssssssssssss!!! Que paciencia… la vida de padres puede ser realmente agotadora…

Mientras bañaba a Vicky, Dios me habló al corazón y me dijo:

Así mismo yo tengo un maravilloso plan para ti y para todos los que creen en mí.”

Yo a mi hija la amo, la sacaría todos los fines de semana a los lugares que mas le guste… si tan solo colaborara un poco mas en la tarea de vestirse y prepararse… sería estupendo!

Y eso mismo dice el Padre Nuestro a nosotros como hijos:

“si solo creyeras que tengo un plan maravilloso para ti, y tan solo colaboraras en prepararte, hijo mío…. Sería estupendo!”

Pero en lugar de colaborar con el plan de Dios, actuamos como si nos fueran a sacrificar!

No tenemos pareja, trabajo o lo que sea y le reclamamos a Dios con toda la Biblia y si no nos responde, hacemos una huelga de hambre a la que llamamos “ayuno”… je..

Colaborar con Dios implica, ser tratados por él, lavados por él y vestidos de él para recibir la bendición día a día.

2 corintios 6:1 “Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios”.

1 corintios 6:11 “Y esto erais algunos; mas ya habéis sido LAVADOS, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios”.

Colosenses 3:12 al 14Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.
Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto”.

Si no hay limpieza del corazón y vestiduras nuevas, no hay santificación y sin santidad nadie….  irá de “paseo al cumple”… perdón, quise decir: “verá a Dios” (hebreos 12:14)

El plan de Dios está en marcha, depende de nosotros colaborar con él; de todos modos Dios siempre tendrá la razón como Padre que ama y sabe lo que es mejor para nosotros sus hijos.

Si mis hijos me demoran la salida es porque no están preparados.

Si Dios demora en su venida es porque aún hay en él misericordia y no estamos preparados.

¿cuántos podemos decir que estamos seguros y listos para la venida de Cristo?….

El plan de Dios es eterno, no temporal es decir: preocupémonos menos por el auto que Dios me prometió y ocupémonos mas en guardar el corazón para Dios.

Si mantienes la vista en las cosas del reino, también te serán añadidas las que te hagan falta en la tierra.

Bendiciones a todos uds.



Ultimos comentarios
  1. Carmen Rosa
  2. Ligia
  3. keldis
  4. andreagonzalez
  5. sandra
  6. Carmen Rosa
  7. rocio
  8. Patricia
  9. alda mora
  10. genoveva sanchez
  11. Carmen Rosa
  12. genoveva sanchez
  13. Juan Balvanedo
  14. claudio
  15. GENOVEVA
  16. Carmen Rosa
  17. genoveva
  18. Carmen Rosa
  19. natalia

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

once − 1 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: