Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Tomando riesgos

357127_83121895_pareja_H124138_LArriesgados:

La realidad es que todo en la vida tiene sus riesgos… Si usted quiere evitarse los riesgos, entonces no haga nada de lo que apunto a continuación:

No conduzca un automóvil..  Son la causa del 20% de los accidentes fatales.

No viaje ni por aire, ni por tren, ni por agua… El 16% de todos los accidentes ocurren en esta actividad.

No camine por la calle… El 15% de todos los accidentes ocurren allí.

No permanezca en su casa… El 17% de todos los accidentes ocurren en la casa.

En la vida no hay lugar seguro ni actividad sin riesgos.

Helen Keller, escritora, conferenciante y defensora de las personas limitadas físicamente, dijo: “La seguridad es más que nada una superstición”

No existe en la naturaleza ni entre los hijos de los hombres como una experiencia global. A la larga, evitar el peligro no es más seguro que exponerse a él.

La vida es una aventura atrevida o no es nada!

Es cierto que usted corre el riesgo de fracasar si intenta algo audaz,  porque puede perderlo. Pero también corre el riesgo de fracasar si se mantiene inactivo y no intenta nada.

G. K. Chesterton escribió: “No creo en un destino que cae sobre el hombre cada vez que actúa; pero sí creo en un destino que cae sobre él si no actúa”

Mientras menos se atreva, mayor será el riesgo de fracasar.

Irónicamente, mientras mayor es el riesgo a fracasar (y realmente fallar), mayores son las probabilidades de tener éxito.

Diligencia, Pro-actividad y atreverse a tomar riesgos es el desafio constante que Dios presenta a sus hijos, porque El es un Dios de Riesgos y desafíos.

Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Cristo Jesús, el cual, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres.
Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.
Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le confirió el nombre que es sobre todo nombre, Filipenses 2:6-9

Dios tomó riesgos al encarnarse y tomar forma de siervo para que nosotros estemos con él.- ¿estarías dispuesto a arriesgar perdiendo algo en tu vida por El?

 Toma hoy tus riesgos!

Dios te bendiga.



Ultimos comentarios
  1. FILAMER DÏAZ PRADO
  2. alda mora
  3. alba castro
  4. miki
  5. ELVIRA ROSA VILLALOBO
  6. ney

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + 6 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: