Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Trabajando la conducta

maljefe2Trabajando con el ejemplo

Cuenta la historia de una mujer que no tenía trabajo, pero estaba dispuesta a cualquier cosa ya que pasaba hambre y necesidades.

Ella era viuda y tenia que cuidar de su suegra que era anciana y viuda también.

Así que se metió a trabajar espigando en un campo.

El capataz del campo la dejaba recoger lo que a los segadores se le caía… es decir las sobras.

Ella no se quejó, no murmuró en contra, se portó fielmente y agradecida por su primer trabajo allí… trabajó duro y prudentemente.

No se sabe con exactitud cuánto tiempo pasó hasta que la dejaron ser parte de los empleados en blanco, pero dispuso sus manos y demostrar con acciones que podía permanecer de buena voluntad en cualquier sitio donde estuviera. (Rut 2:1 al 23)

Ésta historia me recuerda a mi primer trabajo; estuve 2 años buscando sin encontrar nada… hasta que entré a trabajar como cajera en un supermercado.

Era duro trabajar en horario discontinuo y horas extras sin paga extra.

Pero yo me sentía agradecida a Dios por estar ahí, cuando mucha gente estaba afuera, esperando poder trabajar en algún lugar.

Solo yo sabia que era cristiana, nunca le dije a nadie. Procuré ser de bendición en mi forma de actuar, mas que de hablar, pues los hechos hablan más que las palabras.

Lo que yo había aprendido de la Biblia era, ser ejemplo de los creyentes en palabra, en conducta, amor, espíritu, fé y pureza. (1 Timoteo 4:12)

Mucha gente hoy en día se queja de los salarios mal pagados, el horario de trabajo que le tocó, la tarea dura que tuvo que hacer… etc…

Dios mira el corazón: si tu dispones el corazón dentro de tu trabajo para honrar a Dios, usando el ejemplo, cerrada la boca, y moviendo las manos, pronto serás exaltado por el Señor.

Las 2 cartas del apóstol Pablo al joven Timoteo son consejos para, saber como manejarse en un ambiente hostil y lleno de gente que no quiere oirte predicar, sino que quieren ver tu reacción ante los problemas.

Muchos cristianos pierden las posibilidades de ganar almas, porque en vez de trabajar con su ejemplo, cuidando el carácter, hablan y hablan y hablan… y pierden el tiempo tirando las perlas a los cerdos.

La gracia que Dios puso en ti, debe ser reconocida por tu conducta e integridad fuera del “ambiente de iglesia”, no hace falta que les lleves el culto de lunes a viernes, a la gente que no conoce a Dios, les hace falta el amor que recibes tú de Dios.

Rut fue bendecida, por su conducta, paciencia y prudencia a la hora de trabajar.

Trabaja, muestra buena actitud en todo y Dios compensará tu trabajo, porque El no es deudor de nadie… no es como tu jefe, que te debe vacaciones todavía.

Dios es juez justo, y si te humillas ahora, El mismo dice que se encargará de exaltarte cuando fuere el tiempo.

Dios vá a bendecirte, tanto como me bendijo a mí.



Ultimos comentarios
  1. Rosa
  2. Mercedes Esquivel
  3. Talimarina
  4. Jenny
  5. Emma
  6. Carmen Elena
  7. natalia
  8. Emma

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 + quince =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: