Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

canto nuevo a mi Jesús

Amado Señor,

me venciste

mi dulce Jesús,

¿como pudiste

seducirme así por completo?

hoy gozo de este sentimiento

verdad hecha camino,

oasis del desierto,

agua de vida eterna,

me has dado a luz

con amor y sufrimiento.

Para poder nacer de nuevo,

soplaste sobre mi

aliento divino,

dándome ha conocer

tu costado abierto;

pues querías mostrarme

tu corazón al descubierto,

que mi alma supiera

la máxima expresión de amor

a través de tu padecimiento.

sopla sobre mi,

cúbreme con tu cielo,

abrázame con tu amor.

Deseo que mi rostro brille

como en moisés

en aquellos tiempos,

conozco tu grandeza

cuando en ella me sumerjo,

y vuelvo a ser  niño

pues en ella me acoges,

me levantas en mis duelos.

Oh! mi amado eterno,

anhelo ver de nuevo

tu corazón divino.

Fuego abrasador consuélame,

dime que este encuentro

esta próximo a mi deseo,

de consumirme en ti,

de gozar en tu cielo,

porque solo tu puedes

conmoverme  por completo.



Ultimos comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 1 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: