Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

síntomas de una enfermedad

Problemas: Síntomas de enfermedad

Muchas veces me he encontrado en muchos problemas a la vez… y realmente es abrumador de sólo pensarlo:

Que me falta el dinero para esto… o para lo otro…

Que se enferman los niños… que trámites para hacer…

Que trabajamos mucho y recogemos poco $$$….

Que problemas familiares… que malos entendidos…

Que tengo muchas cosas para hacer, pero me falta tiempo…

Que lo que quiero, no lo puedo hacer.. y lo que hago, no lo debería…

Etc.. etc…etc…

Todos los problemas conllevan a una serie de emociones o sentimientos encontrados… por ej: Si se enferma alguno de mis hijos, siento: ¿Qué estoy haciendo mal? ¿Por qué Dios querría que mi hijo sufra?…

o si el matrimonio anda mal; los hijos están rebeldes, la economía no alcanza para mantener el hogar… entonces buscamos respuesta a nuestras infinitas preguntas Y a veces… no hay respuesta, porque simplemente, vivimos en un mundo lleno de aflicciones! Y la paz que necesitamos no está en encontrar respuestas.. sino en apoyar la CONFIANZA EN DIOS.

“fíate de Jehová con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia” (proverbios 3:5)

Hay temas que se nos escapan de las manos, hay cosas que mejor no resolver por nuestra cuenta.

En lo que a nosotros como humanos respecta, muchos de nuestros problemas son “síntomas de alguna enfermedad”… de algo mas profundo… mas espiritual, que sólo Dios conoce y lo vé; por eso la ayuda espirirtual debe basarse en la palabra de Dios.

Si tomamos una aspirina porque nos duele la cabeza,  se nos pasa el dolor de cabeza momentáneamente, pero al igual que los vómitos o la fiebre, el dolor de cabeza es  síntoma de alguna enfermedad!.

Tratar de resolver nuestros problemas matrimoniales, por ej: con un diálogo puede ser la “aspirina” .. y quizás… se pase en el momento el dolor de cabeza pero Ud. Y yo necesitamos a Dios en el hogar y primeramente en la vida, tratando las “enfermedades” de raíz!

La falta de perdón, los celos, el odio, la amargura y otros tantos yuyos… necesitan  algo más profundo que un psicoanalista, algo más que psicopedagogía, algo más que ir a la iglesia y cumplir una religión…

Necesitamos analizar el estado de nuestro corazón:

La luz de los ojos alegra el CORAZÓN,
Y la buena nueva conforta los huesos. (proverbios 15:30)

Cuando uno está enfermo se siente deprimido, cavíz bajo y se siente realmente mal…

Pero cuando el corazón está sano, los ojos tienen una luz especial, el rostro es el reflejo de lo que sucede dentro del corazón y está encendido!

tratar la enfermedad, en lugar de los síntomas es encomendarse a Dios y confiar en que El, sanará, perdonará y salvará para verte feliz.

Dios te siga bendiciendo.



Ultimos comentarios
  1. miguel badiola

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − seis =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: