Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Corre!!!

Yo tengo una carrera, y ud.?

¿Alguna vez viste a un atleta correr en las olimpiadas con valijas, mochila, maletín, campera de invierno, casco? (por las dudas..)

No, verdad?

Jamás vimos un atleta lleno de cosas para correr… jamás será visto!

Las fábricas de zapatillas han inventado la forma de que las zapatillas del atleta sean lo más livianas posible para el buen correr…

El atleta se entrena para dar lo mejor de sí, pero a su vez se prepara física y materialmente cosa que cuando tenga que correr hacia la meta sea el GANADOR.

Un atleta con tanto peso, no sólo es ridículo, sino que tampoco saldrá ganador… ni llegará a la meta.

Hebreos 12:1 “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante…”

Aquí la palabra de Dios dice, que nosotros debemos correr la carrera de la vida como si fuéramos atletas bien preparados, dispuestos a ganar.

Muchas veces nos encontramos en la vida con tanto pecado, con tanto que perdonar, con tanta amargura en el alma, con tantas broncas, dolor, incredulidad, con tanto afán por cualquier cosa..

Con todo un equipaje, como alpinistas, en lugar de atletas!, enredados en negocios, mentiras, estafas, engaños y puedo seguir con una lista interminable de lo que a ud. Le pueda estar pasando… Así no puedes correr!

La cuestión es que Dios no quiere que ud ni yo, llevemos más carga de la que podemos soportar, la idea es correr lo más ligero posible, y llegar a la meta, al cielo prometido.

Aligera tu vida de tantas cosas que te cargan el alma, sin necesidad.- Si hay pecado, pide perdón, si tienes broncas, perdona, si estas lejos de Dios acércate a El!

Corre de tal manera que salgas ganador!

Algunos consejos:

  • Si es necesario haz un retiro espiritual para encontrarte con Dios y te diga que hacer con tu vida.
  • Restaura tu matrimonio y familia, perdonando las ofensas.
  • Congrégate en alguna iglesia donde se predique el evangelio de Jesucristo y se enseñe la sana doctrina.
  • Olvida el pasado, y empieza HOY de nuevo!

Estar bien preparados para el día en que nos encontremos todos en Su presencia, será tu meta de hoy en más.

Corre con paciencia, prepárate para el dia del Señor y nunca olvides de poner tus ojos en Jesús! (hebreos 12:2)

Bendiciones.



Ultimos comentarios
  1. gloria
  2. OBDILIO MENDOZA
  3. MIGUEL BADIOLA

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + 16 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: