Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Instrucciones: ayuda para creer

rezandoInstruyendo al corazón

Ésta palabra de Dios vino a mi como una exhortación del cielo, como una cachetada de alguien para que reaccione… y la quería compartir con uds. Quizás les sea útil como enseñanza y bendición para uds. Como Hijos de Dios y para que instruyan a sus hijos en las sendas de Justicia por amor al Señor.

Cada vez que nos sentamos a la mesa para disfrutar la cena, después de un dia agotador y con mucho hambre, damos las gracias a Dios y bendecimos los alimentos…

Nos tomamos de las manos, en una ronda sentados alrededor de la mesa, y papá ora: “gracias Señor por los alimentos… bendícelos en el nombre de Jesús… am..”

Justo antes de que mi esposo termine la oración “Express”,mi hija (Victoria -2 años-) interrumpe el “amén”… y continúa…

“y cheñol, por nono (abuelo)… nona(abuela)… Manu (su primo)… mami… papi… hemanito… tía Ana… tío Juan… Nacho (el perro)… shochio (su amiguita Rocío)… Moni (la madre de su amiguita)… Calitos (esposo de la madre de su amiguita)….. en fin…

Nombra a todos y cada uno de las personas que, en su pequeño mundo conoce.

A esa altura y velocidad de la oración de mi hija, la comida se enfría, tenemos los ojos cerrados y adormecidos, y el hambre no espera ni la panza con sus ruidos raros tampoco y el bebé llora…

Entonces es cuando Claudio o yo, interrumpimos la oración de “Vicky” y cortamos con un AMÉN!. y yá! Comamos rápido…

Pero Dios me habló un día con éste verso:

“Instruye el niño en su camino, para que cuando fuere viejo no se aparte de él” (proverbios 22:6)

(Instruir; considera esa palabra a la hora en que tengas gente a cargo: sean hijos, empleados, congregación, etc..)

Instruir es dar las instrucciones necesarias para llegar a la meta requerida.

Esto me hizo pensar mucho en que si estaba instruyendo a mi hija en la Justicia conforme a Dios ¿….?

Y descubrí que interrumpiendo la oración de mi hijita; por toda la gente que ella nombra, estoy estorbando o poniendo tropiezo a la obra de Dios en esas vidas… todo por comer pronto.

La vocesita suave y amable del Espíritu Santo me decía:

Naty: “No solo de pan vivirá el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”

Yo contesté: -ayyyyy Diossssssssss!!!perdónnnnn-

 Salmo 8:2 “De la boca de los NIÑOS y de los que maman, fundaste la fortaleza,
A causa de tus enemigos, Para hacer callar al enemigo y al vengativo”

¿Qué sé yo si al orar, mi hija está levantando muros de fortaleza por esas personas?

Muchas veces pensé: -es chiquita… no entiende!-

Pero justamente el reino de los cielos es de los niños, porque aunque no entiendan ellos creen!

Dios hará próspera la morada de tu justicia (Job 8:6)

¿queremos prosperar?

Claro que sí!.. pues entonces busquemos instruir e instruirnos en justicia por medio de la oración, congregación, alabanza y todo lo que requiere en buscar el reino y todas las cosas serán añadidas.

Dios les bendiga y como dice Vicky al final de la oración: “EMENNNN!” (jejejj..)



Ultimos comentarios
  1. Carlos
  2. ANDREA DORADO
  3. gloria gomez
  4. edilma
  5. humberto
  6. claudio
  7. LUZ MARINA DE JESUS
  8. Martha Elena
  9. Martha Elena

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × uno =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: