Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

La pornografia

pornComo hijo de canillita (Argentinismo usado para el vendedor de diarios y revistas) desde niño viví atendiendo el “kiosco” de mi papa.

Tenía unos siete u ocho años cuando tuve el primer impacto negativo de la “pornografía” en mi vida. Pues como atendía el kiosco, leía de todo lo que había en el, de TODO!. Y como un niño muy intrépido, también leía lo que estaba prohibido.

Una tarde un compañero fue al kiosco intentando comprar una de esas revistas, y yo le decía: -no! Porque vos la vas a llevar al colegio-(iba a un colegio de curas) y el me respondía…. Como Satanás nos hace muchas veces lo hace en nuestras vidas -Noooo, no la voy a llevar, dale Fernández, vendémela-.

Tanto insistió que se la vendí, pero al momento de darle la revista ya me estaba arrepintiendo.

Al día siguiente, después del recreo entra la Directora del Colegio indignada al aula donde estábamos. Parándose al frente del aula dice: -Unos niños de primer grado nos informaron que alumnos de este grado estaban viendo una revista de mujeres desnudas en el baño. Pérez, puede levantarse y decirme quien le vendió la revista?-

Yo por lo bajo le decía -por favor no le digas nada, por favor!!! Pero no termine de decir mi ruego, que el muy desgraciado se da vuelta y mirándome dijo: Fernández fue quien me la vendió.

Fernández, salga al patio, y también salgan los que  vieron la revista  en el baño.

Fue tan bochornoso pararnos en medio del patio donde todos los alumnos podían vernos desde sus aulas. Era Junio, nos bajaron todas las notas de todas la materias de ese año, y si hubieran podido nos hubieran bajado las notas de todo lo que nos faltaba hasta terminar la primaria, la secundaria y demás je.

Ese día no quería volver a mi casa, porque sabía lo que me esperaba.

Lo cierto es que esa fue la primer “maldición” que recibí directamente de la pornografía.

Hoy en el mundo, la pornografia,  es uno de los negocios más rentables, y más denigrantes de la condición humana. Donde la imagen, de la mujer especialmente, se ha degradado a  ser solo un pedazo de “carne”, a ser solo un objeto de deseo y posesión por parte de hombres que tienen imagen distorsionada de las mismas.

La pornografia es la droga del siglo 21, una a niveles que nadie logra alcanzar a visualizar. Donde esta en todos los medios, ataca a todos los estratos sociales y creencias religiosas, donde casi nadie escapa de sus efectos. Que es madre de muchos de los males que hoy vivimos. Violaciones de todo tipo y contra toda clase de personas, perversiones de todo tipo( homosexualismo, lesvianismo, pedofilia, sadomasoquismo, zoofilia, orgias, swingers, desnudismos, prexonetas, liberalismo, lujirias, etc) trata de blancas, esclavitud y reducción a servidumbre, y esclavitud de aquellos que la padecen (entiéndase los que quieren dejar y no pueden) en creyentes y no creyentes.

No voy a hablar de lo que dice Dios, ni de una solución, sino del camino hacia la libertad.

De la manera de allanar el camino para que todos los de alguna manera u otra hayamos sido victimas de este flagelo seamos libres.

¿Como emprender el camino a ser libre de la pornografia?

Sinceridad: es necesario que sea sincero contigo mismo.

Tienes un problema y tu solo no podrás solucionarlo jamás, ni mucho menos salir de esta esclavitud. Necesitas ayuda de Dios.

La Sinceridad con Dios te lleva a  confesar tu pecado ante Dios  y a darte cuenta de tu necesidad de que Dios intervenga en tu vida de una manera real. La salvación de la ira venidera, también es la salvación de nuestros pecados, y es lo que Jesucristo gano en la cruz. Pide a Dios que te ayude a entender el sacrificio que Jesús hizo por ti y la libertad que el trae a tu vida cuando se te revela la Cruz.

Confianza: La fe es tener confianza en Dios, confianza de que Dios obrara en tu vida si tu crees en su poder, en lo que hizo en la cruz y en lo que dice en su palabra. Confianza es dejar todo en la manos de El, y aprender a descansar en El.

También debes confiar en un amigo o líder para dar el siguiente paso que es el más importante.

Confesión:

Muchos de los creyentes creemos que si solo se lo confesamos a Dios, ya esta, Dios nos perdona, nos limpia, y nos restaura, pero no llega a ser más que una mentira en nuestra mente, porque a la primera imagen de un desnudo que se nos cruza ahí quedamos esclavos de nuevo y de vuelta a empezar.

Pero si le confesamos a alguien esto, le daremos cuenta a este alguien cuando nos pregunte como estamos llevando este asunto. O somos sinceros y decimos la verdad o mentimos y nos metemos mas adentro del pecado y nos empezamos a alejar más y más de Dios.

Si eres soltero, la confesión a un amigo, es buena, y mucho mejor si es a un líder. Si este líder es un hombre de Dios, no te juzgara, sino que te guiara al arrepentimiento verdadero y genuino, que nos lleve a dolernos de este pecado y debilidad y nos dará las fuerzas para alejarnos del mal.

Si eres casado, lo primero es decirle a Dios, a tu esposa y después a un amigo, líder o pastor. Es mejor si esta persona a quien le confesara es casado, para que con autoridad te aconseje sabiamente en esta área.

Cuando confesamos a Dios y a los hombres nuestro pecado y debilidad le restamos autoridad al diablo en los argumentos que tiene en contra nuestra.

Y sus artimañas están expuestas y ya no será tan fácil para el atacarnos libremente.

A mis hermanos/as que están viviendo esta situación, no dejen que el enemigo los siga teniendo esclavos, desarmemos al  enemigo de sus armas en contra nuestra y sometamos toda nuestra vida a Dios para que de su presencia vengan tiempos de refrigerio.



Ultimos comentarios
  1. Eric Cruz
  2. Maria Alicia Arciniegas O.
  3. FILAMER DÏAZ PRADO
  4. Celio
  5. FELIX VILLAPAREDES
  6. claudio
  7. Rocío
  8. claudio
  9. Rocío
  10. claudio
  11. alda mora
  12. Rocío
  13. claudio
  14. Jorge
  15. Aelajndro Muñoz
  16. ivel
  17. feliz
  18. claudio
  19. victor
  20. CVJC

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + 18 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: