Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

La Gloria es de Dios

la_gloria_de_dios“¿para que nací?!!!, ¿porqué a mí?!”

Esta es una pregunta típica de adolescentes en crisis… pero en este artículo vale para todos los que están pasando una enfermedad crónica o transitoria y no encuentran respuestas médicas o peor aún… no encuentras el motivo de que Dios quiera que pases por algo así…

“¿para que nací? ¿para sufrir?!!!”… esa fue una de mis quejas al no encontrar respuestas de los médicos cuando me diagnosticaron hipoacusia crónica, después de 25 años escuchándolo todo… de repente, de la noche a la mañana literalmente, quedé sorda.

Sufrir una pérdida repentina puede ser traumático si no se tiene a Dios respondiendo las mil preguntas que pueden surgir en la cabeza.

“¿Por qué a mí?”… me pregunté muchas veces.

Nadie está exento de pasar malos momentos. Jesús mismo dijo:

“en el mundo tendréis aflicción.. pero confiad…”

Por eso cuando clamé a Dios después de mi diagnóstico, le pedí:

“Señor, venga tu reino y hazme entender el porque… si puedo entenderlo, puedo creerte y ayudar a otros a encontrar las respuestas”

Y así fue, que Dios me llevó a leer una historia bíblica:

Juan 11:3 “Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo.
11:4 Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.”

La gloria de Dios es la respuesta a tus inquietudes, Dios está mas enfocado en llevarse la gloria que fijarse en las circunstancias que tu y yo vivimos… después de todo, nada es imposible para Dios.

Nosotros somos de darle vueltas y vueltas a todos los problemas y asuntos a los que no encontramos solución, acá en ésta historia dice que un amigo de Jesús enfermó de muerte y murió!, y que?? A Jesús no le hizo ni cosquillas la muerte de Lázaro, es más llegó 3 días tarde y lo habían sepultado.

¿Qué dijo Jesús?

“esta enfermedad no es para muerte!”

Es como si Dios me hubiera dicho: “tu sordera hace que te ahogues en un vaso de agua!?”

Yo paré de llorar y lamentarme, porque me dí cuenta que “ésta enfermedad no era para muerte, sino para la GLORIA DE DIOS!”

Éste ha sido mi propósito desde aquel día en adelante… y creo con todo mi corazón que si tu también te estás preguntando.

“¿Por qué a mi..?!”

“¿para que nací?!!”

O cosas por el estilo… te diré lo mismo que Jesús me dijo a mí:

“esto que estás pasando no es para morirse… es para la gloria de Dios”

A Marta se le dijo: “no te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?”

Muchos buscan salir de las circunstancias en la que se encuentran…

Algunos preguntarán: “Y si padezco de por vida!!???”…

La respuesta es la misma: PARA LA GLORIA DE DIOS!, y esto es lo que te mantendrá enfocado en lo que Dios quiere de ti.

2 corintios 4:15 Porque todas estas cosas padecemos por amor a vosotros, para que abundando la gracia por medio de muchos, la acción de gracias sobreabunde para GLORIA DE DIOS.

bendiciones a todos los que desean que la Gloria siga siendo de Dios y no nuestra.



Ultimos comentarios
  1. martha munoz
  2. MARIA ALICIA ARCINIEGAS ORTIZ
  3. Carmen Rosa
  4. yusbeidi
  5. dorali
  6. Isabel Ojeda
  7. ANDREA DORADO
  8. soniacarrillo
  9. ana maria perez rojas

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × tres =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: