Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

La importancia de saber hablar

La importancia de saber hablar: vida cristiana sociedad la familia consejos para ser feliz consejos cristianos ayuda psicologica ayuda para parejas ayuda espiritual ansiedad ¿Cuándo debo hablar?

Hemos dicho en artículos anteriores la importancia de saber escuchar y prestar atención.

Para saber cuando y que hablar debemos primero practicar el escuchar:

Job 34:2 y 3 ”Porque el oído prueba las palabras, Como el paladar gusta lo que uno come”.

Escuchar con atención es saber oir, y oir bien te lleva a saber responder, saber que hablar.

Proverbios 15:28 “El corazón del justo piensa para responder; Mas la boca de los impíos derrama malas cosas.”

Hay gente que habla, pero no dice nada; palabras huecas para oídos sordos.- las conversaciones sin sentido, no llevan a ningún lado; entonces: ¡cállate!

Job 16:3 ”¿Tendrán fin las palabras vacías? ¿O qué te anima a responder?”

si vas a hablar… que tus palabras tengan sentido, dirección y sustancia, para el que te escuche esté atento a lo que dices.

Otra de las cosas, es que tus palabras sean edificantes para los oyentes.

Además, no sólo debes hablar y hablar…, por edificar, sino hablar palabras que edifiquen, consuelen, etc… usa bien las palabras y calla para escuchar, para que seas tú también edificado.

Job 13:22 “Llama luego, y yo responderé; O yo hablaré, y respóndeme tú.”

Hay gente que parece que necesita ser escuchada, viven hablando cualquier cosa, ni piensan lo que están diciendo.

Por otro lado, hay gente demasiado callada, nunca opinan y pareciera que no tienen interés cuando otro habla.

Ambos extremos son malos.

Hablar demasiado es pecado.

No hablar nada, es indiferencia.

Cuando dos personas hablan debe haber una conversación equivalente…  muchas veces uno habla y el otro interrumpe!

Eclesiastés 3:7 “… tiempo de hablar y tiempo de callar…”

Puedes hablar cuando la otra persona haya terminado.

Puedes callar cuando la otra persona tenga algo para decir.

Cuando Dios hable a tu vida, calla y escucha.

Cuando tengas que hablar con Dios, seguramente El estará atento a tus palabras.

Dios bendiga los dichos de tu boca y la meditación de tu corazón.



Ultimos comentarios
  1. natalia
  2. Mynor Díaz Bobadilla
  3. Isidoro Roberto Mozo Maya
  4. alberto márquez

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 
Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS:

×