Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Padre Nuestro…

padre-e-hijoPadre mío!

Mis padres tienen un patio grande con césped, perro y una hamaca (columpio)colgada del nogal, ahí es donde mi hija Victoria pasa la mayor parte del tiempo cuando visitamos a los abuelos, ahí es donde se olvida de comer, de dormir y hasta de sus papis y juega…

Pero para poder subir a la hamaca, comienza a los gritos: “mamáaaaa…! papiiiii…!

Todo lo que quiere, sólo grita y nos llama.

Ella sabe que el papá va oir sus pedidos y vá a ir corriendo a ver que quiere.

Ella le pide que la suba a la hamaca, pero el papá le dá una palmada en la cola y le recuerda que se portó mal hace seis meses atrás y se niega a subirla a la hamaca.

O me llama para jugar y después de cansarse me pide agua y yo le doy vinagre, para que entienda que la vida no es un juego, que la vida es dura y debe acostumbrarse!

¿no verdad? Ud. Dirá, que padres crueles!

Ud. No puede creer que seamos padres malvados, no cabe en la cabeza de nadie normal, hacer daño a un hijo.

Así como ud. Cree que ni yo, ni Claudio haríamos tales cosas, así debe creer que Dios no lo puede dejar abandonado o no responder a algún pedido que ud. Le haga.

Por eso la Biblia dice:

Mateo 7:8 al 11 “Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?
¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?
Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?”

“¿cuánto más…?!

Recordemos que nosotros somos de una naturaleza caída, corrupta e imperfecta y si algo bueno hacemos, nos gusta recibir honores y reconocimiento y además somos capaces de darles a nuestros hijos cosas buenas.

¿cuánto más Dios que siendo Padre perfecto, bueno, misericordioso, justo, que se duele del castigo, que trata por todos los medios de salvarte de tu situación, que sale corriendo en tu ayuda, que te protege de lo que temes, que no duerme por velar cada dia y cada noche, que dio su propia vida a cambio de la tuya?

¿cuánto más nuestro Padre, no nos dará cosas buenas?

¿cuánto más Dios no nos dará consigo todas las cosas?

¿Es tan difícil de entender? Yo creo que no.

Pero sí, es difícil de creer, porque nosotros como seres humanos, muchas veces no somos capaces de hacer lo  bueno; no siempre.

Si tenemos algo bueno, es porque el Espíritu Santo de Dios no nos ha dejado.

Imagínate un mundo sin Dios.

Si ahora te parece cruel, si estás viviendo un infierno no es porque Dios no esté, es porque lo has dejado afuera de tu vida.

Pero Dios no puede negarse a sí mismo, no puede negarte lo que pides en el nombre de Jesucristo su hijo, simplemente porque es Su hijo! Es único! Y nos ama a través de Él.

No hace falta que “hagas mucha fuerza” para tener fé, para estar seguro que Dios vendrá a tu pedido.

Mi hija no dice antes de llamarme: “tengo que tener fé, tengo que creer, tengo que leer un libro sobre como llamar la atención de mi mamá o voy a estudiar teología para llegar a poder pedirle algo a mi papá”

Eso sería ridículo!, simplemente ella tiene la certeza, de alguna forma sabe que si pide, recibe, si me busca me halla y aunque no me llame yo la estoy observando.

Te animo a que pienses en Dios como un Padre amoroso que te puede dar lo que pides, si tan sólo cambias la imagen errada que puedes tener de El.

Cuando logres ver a Dios como un Padre, todo tu perspectiva cambiará y vas a experimentar la bendición de ver  a Dios corriendo en tu ayuda.

Papá  te bendiga.



Ultimos comentarios
  1. naty- wi
  2. jimmy
  3. yanet
  4. Alejandro
  5. MARY
  6. juan

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − 4 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: