Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Mi mejor amigo

amigosA mi mejor amigo, el mas amado!

Hace mucho tiempo que no veo a mi mejor amigo, lo extraño bastante…

Nuestra amistad empezó cuando yo tuve una necesidad y él se acercó a mi, tratando de suplirla y poco a poco, llegamos a ser amigos íntimos.

Hablábamos mucho todos los dias, nos veíamos mucho casi todos los dias, al encontrarnos estábamos contentos de vernos, necesitábamos oirnos lo que tuviéramos para decirnos… así sea una tontería, es como si tuviéramos que vernos por cualquier razón, nos sentíamos plenos solo por la compañía, nos dába gusto ir a tomar un café o simplemente sentarnos en una plaza a conversar.

Muchas veces nos mirábamos sin hablar, él ya sabía lo que yo podría estar pensando y yo sabía que él lo sabía…

La relación de amigos, llegó a tal punto que si yo no necesitaba hablar, sólo estar presente era mucho… y si él no tenía nada para darme, quería estar conmigo.

Me sabía decir: “no necesitamos llenar el aire con palabras”

Entonces sólo disfrutábamos del café, el helado o del aire…

Proverbios 17:17

En todo tiempo ama el AMIGO, Y es como un hermano en tiempo de angustia”.

Nuestro encuentro con Dios nace con una necesidad que Dios suple, sea sanidad, salvación, etc…; estamos dichosos, necesitamos de él todos los dias, de cualquier forma es nuestro mejor amigo.

Hablamos con Jesús, y no debemos leer libros de “como orar correctamente”, simplemente lo vemos como el mejor amigo a quien le quiero hablar o contar cualquier cosa.

Si voy a la iglesia o me pongo de rodillas,  no necesito que nadie me diga: “levanta tus manos…” “arrodíllate en presencia de Dios…” etc.. etc… . Hago, lo que hago porque quiero, porque me gusta hacer lo que a mi amigo Jesús le agrada, nos sentimos a gusto el uno con el otro y no necesito que me digan que hacer, pues lo disfruto!…

Disfruto de cada momento con Dios, esté en la iglesia o esté en casa, tenga amigos que me quieren o no tenga a nadie; porque he aprendido que uno cuando quiere, QUIERE!

Teresa de Calcuta dijo: “quien a Dios tiene nada le falta porque sólo Dios basta”…

Si mi mejor amigo estaba conmigo, no me importaba si hay o no alguna otra persona…

Dios está conmigo, ¿Qué importa si otra persona está o no conmigo?

Dios no me hace doler el corazón, Dios me reconforta.

Dios no me lastimó nunca, por el contrario, me sanó.

Dios me vió en un pozo y me extendió la mano para ayudarme a salir, nunca pasó de largo meneando la cabeza y diciendo: “pobre chica…”

Dios me acompañó en los días mas solitarios y no me hizo a un lado porque tuviera otras cosas mas importantes que hacer que estar conmigo.

Dios me respondió cuando le pregunté cualquier tipo de cosa.

Dios me suplió cuando no tenía nada y nunca me pidió algo a cambio.

Dios sigue siendo el mismo ayer, hoy y siempre.

Dios sigue siendo mi mejor amigo para siempre y puedo decirte que me dá gusto estar con él eternamente.

Juan 15:15 “Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.”

¿Cómo es tu relación con Dios?

Dios te bendiga amigo!



Ultimos comentarios
  1. Eneida Melendez
  2. Mercedes Esquivel
  3. Alberto Nisperuza Martinez
  4. rosanna
  5. luis
  6. claudio
  7. paola
  8. Carmen Rosa
  9. natalia
  10. Carmen Rosa

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + 5 =

Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS: