Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

El verdadero ayuno

El verdadero ayuno: vida cristiana testimonio de vida consejos cristianos ayuda espiritual Ayuno: ¿cómo no como???

El Verdadero ayuno de Isaías 58, les habla a los que ayunan en vano; es decir dejaban de comer, se hacían los tristes, “buscaban a Dios” pero no tenían consciencia en que estaban pecando ni en que desobedecían.

Además ayunaban para pedir algo a Dios como una huelga de hambre, Y esto hacía que a Dios le desagradara.

Isaías 58:1 “El Señor me dijo:
    “Grita fuertemente, sin miedo,
    alza la voz como una trompeta;
    reprende a mi pueblo por sus culpas,
    al pueblo de Jacob por sus pecados.
 2 Diariamente me buscan
    y están felices de conocer mis caminos,
    como si fueran un pueblo que hace el bien
    y que no descuida mis leyes;
    me piden leyes justas
    y se muestran felices de acercarse a mí,
 3 y, sin embargo, dicen:
    ‘¿Para qué ayunar, si Dios no lo ve?
    ¿Para qué sacrificarnos, si él no se da cuenta?’
    El día de ayuno lo dedican ustedes a hacer negocios
    y a explotar a sus trabajadores;
 4 el día de ayuno lo pasan en disputas y peleas
    y dando golpes criminales con los puños.
    Un día de ayuno así, no puede lograr
    que yo escuche sus oraciones.
 5 ¿Creen que el ayuno que me agrada
    consiste en afligirse,
    en agachar la cabeza como un junco
    y en acostarse con ásperas ropas sobre la ceniza?
    ¿Eso es lo que ustedes llaman ‘ayuno’,
    y ‘día agradable al Señor’?
 6 Pues no lo es.
    El ayuno que a mí me agrada consiste en esto:
    en que rompas las cadenas de la injusticia
    y desates los nudos que aprietan el yugo;
    en que dejes libres a los oprimidos
    y acabes, en fin, con toda tiranía;
 7 en que compartas tu pan con el hambriento
    y recibas en tu casa al pobre sin techo;
    en que vistas al que no tiene ropa
    y no dejes de socorrer a tus semejantes.
 8 Entonces brillará tu luz como el amanecer
    y tus heridas sanarán muy pronto.
    Tu rectitud irá delante de ti
    y mi gloria te seguirá.
 9 Entonces, si me llamas, yo te responderé;
    si gritas pidiendo ayuda, yo te diré: ‘Aquí estoy.’
    Si haces desaparecer toda opresión,
    si no insultas a otros
    ni les levantas calumnias,
 10 si te das a ti mismo en servicio del hambriento,
    si ayudas al afligido en su necesidad,
    tu luz brillará en la oscuridad,
    tus sombras se convertirán en luz de mediodía.
 11 Yo te guiaré continuamente,
    te daré comida abundante en el desierto,
    daré fuerza a tu cuerpo
    y serás como un jardín bien regado,
    como un manantial al que no le falta el agua.
 12 Tu pueblo reconstruirá las viejas ruinas
    y afianzará los cimientos puestos hace siglos.
    Llamarán a tu pueblo ‘reparador de muros caídos’,
    ‘reconstructor de casa en ruinas”

Siempre que hago mención al ayuno enseño que hay 3 tipos de ayunos bíblicos:

  • El ayuno de Ester: 3 días sin comer NADA. (ni agua)
  • El ayuno de Daniel: 21 días sólo verduras, legumbres o frutas.
  • El ayuno de Jesús: 40 días sólo con agua.

La clave de un verdadero ayuno está en la motivación.

Mi primer ayuno fue de 3 días.- el motivo del ayuno fue que llegué a la iglesia después de haber estado apartada unos años, con un novio inconverso con el que tuve relaciones.

Me sentía horrible por dentro de saber que había estado tan errada y haberle fallado a Dios de esa manera… Así que después de haber dejado a mi novio, le ofrecí un ayuno al Señor para que quitara de mí el dedo amenazador del diablo y quemara todo yugo (sentimientos) que me ataban a mi ex.

Era tanto el deseo de que Dios me limpiara de todo lo que me alejaba de Su Presencia y de que me perdonara por mi pecado que los 3 días sin comer se me pasaron como si hubieran sido 3 horas.

En ningún momento pensé que se me harían largos esos 3 días, ni pensé en lo flaca que me vería, ni nada por el estilo…

Mi segundo ayuno fue de 21 días, el ayuno de Daniel. Mi deseo de servir a Dios me llevó a esos 21 días sin el alimento al que estaba acostumbrada.- Si bien se me hizo largo, lo logré porque cuando arde en ti la pasión por algo, no descansas hasta alcanzarlo. Su victoria fue mi victoria y un mes después quedé embarazada de mi hija: “VICTORIA” (su nombre fue debido a eso, y al hecho de que no podíamos tener hijos; según la ciencia) pero el verdadero motivo del ayuno fue: “quiero servirte Señor!” (Dios dá más de lo que pedimos o entendemos)

Habrá muchos que te dirán otras cosas sobre el ayuno, pero espero que mi testimonio y ésta breve reseña bíblica te hayan orientado, y como dicen por ahí: “para mayor información dirigirse en oración al Inventor del Verdadero Ayuno, Jesucristo”.

Gladis Dios te siga bendiciendo en tu deseo de agradarle.



Ultimos comentarios
  1. gabriel garcia escamilla
  2. claudio
  3. Gisela
  4. natalia
  5. alex
  6. MONICA
  7. Gladis
  8. claudio
  9. monica
  10. isbely
  11. elisa

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 
Recibe Ayuda Espiritual y Consejos
para tu vida en tu email totalmente GRATIS:

×